Los superhéroes pasan pon un momento dulce, tanto en el mundo del cómic —con reediciones por doquier de obras legendarias—, y en el del cine —mediante producciones de la talla de El Caballero Oscuro o Iron Man—, como en el sector del videojuego —con Batman Arkham Asylum a la cabeza y su inminente secuela—. Sin ninguna duda, para todos aquellos que nacimos y crecimos entre cómics de Marvel y DC soñando con adaptaciones a la altura de las circunstancias dentro de nuestro medio favorito, productoras como Rocksteady o Capcom son las responsables de que tengamos la oportunidad de disfrutar manejando a nuestros superhéroes favoritos.

Si a esto le sumas la posibilidad de ver enfrentados a símbolos de la cultura Pop como el Capitán América o La Masa contra personajes tan carismáticos como Chul Li o Ryu, o la tremendamente atractiva opción de tomar el rol de villanos de la talla de Magneto o Wesker, el resultado es francamente increíble. Ya lo pudimos vivir en las anteriores entregas de Marvel VS Capcom, donde la franquicia alcanzó cotas de excelencia inimaginables, sobre todo en lo referente a su apartado jugable, refinado hasta la extenuación gracias a un gran trabajo del equipo de programación. En la versión que nos ocupa se ha dado un salto en cuanto a planteamiento visual se refiere, por medio de la inclusión de personajes en cel shading totalmente tridimensionales, integrados en un espacio escénico vectorial plagado de detalles. Mediante un aspecto a caballo entre Street Fighter 4 y la estética utilizada en muchas ilustraciones de Marvel, el nuevo videojuego de la franquicia VS de Capcom llega para convertirse en un nuevo y flamante referente del género de la lucha bidimensional.

EVOLUCIÓN A TODOS LOS NIVELES

Marvel VS Capcom es una de las sagas más emblemáticas de Capcom. El mimo y cuidado puesto por la desarrolladora japonesa desde que esta franquicia viera la luz durante el año 1998 en recreativas es tal, que con cada capítulo de la saga el derroche de espectacularidad está más que asegurado. Después del excelente Tatsunoko VS. Capcom para Wii, el título que nos ocupa rescata a los superhéroes más carismáticos de la Marvel para que vuelvan a reencontrarse con personajes como Ryu o Chun Li. ¿Qué tal ha salido la jugada?

Lo primero que llama la atención de Marvel VS. Capcom 3: Fate of Two Worlds es, sin duda, su renovado planteamiento gráfico. La evolución en este sentido es más que evidente, sobre todo al estudiar el cuidado diseño de personajes en cel shading. Pese a que en esta ocasión son totalmente tridimensionales, esto no ha mermado la calidad tanto de la representación de cada uno de ellos como el cuidado puesto en su animación.

DESPLIEGUE VISUAL ESPECTACULAR

Personajes como Dante, Morrigan, Iron Man o Magneto están modelados con todo lujo de detalles, mostrando en sus trajes un sinfín de elementos donde el texturizado juega un importante rol. Se agradece la fiel representación de algunas caras nuevas, como puedan ser Chris Redfield, el caballero Arthur o la imprevisible Amaterasu. Además, la animación es suave y refinada, los elementos secundarios (como el pelo o la tela de los atuendos) responden dinámicamente de forma correcta y, en general, podemos asegurar que el videojuego resulta impresionante a las primeras de cambio, en lo que al apartado visual se refiere.

Por su parte, los escenarios cumplen su cometido con creces, mostrándose variados en su representación y bastante vivos debido al movimiento con el que han sido dotados. Todos ellos están ambientados en lugares emblemáticos rescatados de Marvel y Capcom, como puedan ser Demon Village (Gouls and Ghosts), The Daily Bugle (Spiderman) o Tricell Laboratory (Resident Evil). Los titánicos efectos de luz y partículas completan un conjunto que podríamos catalogar como el más espectacular y llamativo del género de la lucha bidimensional contemporánea.

UN GRAN PLANTEAMIENTO JUGABLE

La jugabilidad de Marvel VS. Capcom 3: Fate of Two Words es una declaración de intenciones en cuanto a lo versátil y completo que puede ser un videojuego de estas características utilizando 4 botones de ataque. Tomando buena cuenta de lo aprendido con Tatsunoko, este videojuego posee todos los ingredientes de la saga: combates por grupos de 3 luchadores que se alternan o ayudan en determinadas situaciones, gran variedad de golpes para todos los personajes, la posibilidad de realizar combos devastadores con gran dinamismo, y la implementación de varios ataques especiales por protagonista cuya espectacularidad alcanza cotas impresionantes, sobre todo si reservamos nuestra barra de poder para que alcance altos niveles de energía. Resulta una delicia observar cómo Ryu, Spider-Man y Magneto cooperan para destruir a su oponente con un ataque especial que llena de efectos espectaculares toda la pantalla.

Factores como el timing en los movimientos que realice el jugador, el dominio de los distintos tipos de salto y el aprendizaje de una buena defensa y un contraataque efectivo, son totalmente primordiales si se quiere alcanzar un buen nivel. Además, el dominio del botón de lanzamiento, nos permitirá agarrar a nuestro personaje y arrojarlo en vertical, con el objetivo de que sea presa fácil para un buen combo encadenado al que pueden sumarse alguno de los componentes de tu equipo.

En el código que hemos tenido oportunidad de estudiar, se nos ofrece la opción de elegir entre 30 personajes, por lo que hemos sido partícipes de las diferencias que supone manejar a una mole como Hulk, a controlar una rápida y esquiva luchadora como Felicia. Los luchadores están muy bien balanceados tras esta toma de contacto, y jugar contra un amigo experto en la saga asegura horas y horas de diversión. Por otra parte, hemos tenido una primera toma de contacto con el modo para un jugador, por medio de una sucesión de combates consecutivos donde debes lograr ser el mejor durante 3 tandas. Esto nos ha servido como antesala de la versión final, por lo que tenemos unas ganas indescriptibles de que llegue por fin a nuestras manos y poder elaborar un análisis como se merece.

VS FOREVER

Uno de los Cross-Over más legendarios vuelve mediante un buen lavado de cara muy atractivo, la inclusión de personajes variados a la par que versátiles, el añadido de nuevos protagonistas e invitados, y la apuesta segura por un control bidimensional refinado a partir de los pilares clásicos de la saga. Sin ninguna duda, podemos encontrarnos ante uno de los nuevo referentes de un género que, gracias a la longeva trayectoria de Capcom, ha sido parte de la historia de los videojuegos manteniéndose en plena forma durante la presente generación de consolas.

Sergio Melero 06 | 01 | 2011