preview de demons souls
El hermoso reino de Boletaria, un lugar idílico por su belleza, arquitectura, y las buenas costumbres de sus gentes, se ha ido al carajo por culpa de su monarca, el viejo Rey Allant, gracias a sus nefastas prácticas arcanas. Nunca sabremos si lo hizo por la noble causa de buscar la prosperidad de su pueblo o por mero aburrimiento, el caso es que ha despertado al Antiguo, un terrible demonio de tiempos remotos, y sus dominios han quedado cubiertos de niebla, oscuridad, y una inconmensurable horda de demonios que han destruido todo lo bueno y puro había en él. Como bien rezan los cánones de la caballeresca, los héroes no se van a quedar de brazos cruzados ante semejante desastre.

QUIERO ESTE JUEGO

Si para algo sirve la llamada Red de Redes es sin duda para hacer el mundo más pequeño, y en el caso de la industria del videojuego, para saber en todo momento cuáles son los títulos que pueblan el catálogo de nuestra consola favorita más allá de nuestras fronteras. Atrás quedaron no sólo los tiempos en que nos tragábamos cutres adaptaciones al sistema PAL en el viejo continente, también ha servido para que demandemos obras de arte que, cegados por estudios de marketing y celosos de sus inversiones, los distribuidores dejan en Japón o E.E.U.U. privándonos de su calidad. Éste es el caso de Demon´s Souls, lanzado en la tierra del sol naciente a principios del año pasado, y a finales en territorio USA tras las brutal demanda por parte de los consumidores.
preview demons souls
Pero, ¿qué pasa con Europa? Pues ocurre algo bastante desalentador: no hay —por el momento— planes de que alguien se anime a distribuir el mejor juego de From Software en nuestro territorio, lo cual y como es comprensible ha desatado las iras de muchos jugones, condenados a importar la versión americana o china si quieren disfrutar del juego en la lengua de Shakespeare, amén de dar gracias porque PS3 sea una consola multirregión. Da igual que en Norteamérica el juego haya tenido que ser reeditado al volar el stock de las tiendas, o que la propia edición de coleccionista sea imposible de conseguir sin pagar una astronómica cantidad a algún especulador sin escrúpulos de eBay, que Europa puede tener en las estanterías de sus tiendas el último `Imagina Ser Peón Caminero´, pero por ahora no podemos adquirir el que probablemente sea el mayor sleeper de la generación. Algunas de las publicaciones en territorio patrio ya han realizado sus correspondientes avances, e incluso análisis de este grandísimo título a modo de presión, y en juegosdb.com queremos hacer lo propio, con la esperanza de que algún día llegue a España.

MASOQUISMO PLACENTERO

Demon´s Souls es probablemente una de las experiencias más desafiantes de la última década, en la que las bondades de los constantes puntos de salvar partida, la accesibilidad para que todo el mundo juegue o la saturación de géneros y temáticas populares, han acabado por aborregar al jugador medio, sobre todo a los más neófitos. Allí donde el concepto de reto se ha devaluado en demasía, el juego de From Software irrumpe para recordarnos que la satisfacción de superar un nivel con sangre, sudor y lágrimas es netamente superior que contemplar una secuencia de vídeo a la que hemos llegado con el mínimo esfuerzo. La historia es simple: como consecuencia de las barrabasadas mágicas del viejo Rey Allant, muchos héroes de los reinos colindantes deciden ir a Boletaria en busca de fama y fortuna. Nuestro protagonista, al cual daremos forma en un completísimo editor, es uno más que se adentra en la niebla para liberar al reino del demoníaco terror que padece. Como todo buen juego de rol que se precie, tras definir nuestros atributos y elegir una clase de guerrero (cuyos estereotipos pasan por los clásicos magos, ladrones, cazadores, paladines, etc que otorgan unas habilidades y equipamiento iniciales), comenzaremos un tutorial en el que vamos a acabar irremediablemente muertos.
demons souls ps3demons souls ingame
Así de contundente, sin concesiones, tras explicarnos los comandos de acción para combatir con unos enemigos bastante duros, un impresionante demonio nos fulminará de un único hachazo para trasladar nuestra alma al Nexus, la sala que servirá para acceder a los diferentes niveles del juego. Es en el Nexus donde conoceremos a los pobres parias que han sido asesinados por los demonios que campan a sus anchas en Boletaria, para descubrir que nos hemos metido en un lugar extremadamente peligroso donde el más débil de nuestros enemigos puede hacernos morder el polvo si nos descuidamos. Con esta premisa y una buena dosis de valor, nos adentramos en el primer nivel del juego para descubrir que, al avanzar unos pocos metros, un par de pequeños demonios se darán un festín de héroe y acabaremos nuevamente en el Nexus.

Que no cunda el pánico, nuestras primeras incursiones nos van a hacer aprender a base de palos que no podemos subestimar a tan temibles criaturas, aquí no somos un Dante o Kratos que, armados con un espadón más grande que nuestro propio cuerpo, ventilamos demonios de cinco en cinco. El escudo siempre al frente, el culillo bien apretado, pies de plomo y paciencia se convertirán en nuestra mejor baza si queremos sobrevivir a los peligros que acechan en cada esquina. Y no es para menos, cada enfrentamiento lo viviremos como si fuera el último, mientras vamos mejorando poco a poco nuestras habilidades y nos hacemos cada vez más poderosos; eso sí, los gigantescos jefes finales de cada fase nos harán sentir completamente insignificantes por mucho nivel que tengamos.

DELICIA ARTÍSTICA Y JUGABLE

Demon´s Souls no pasará a la historia por sus alardes técnicos: aquí no hay desbordantes cantidades de polígonos, millones de partículas, el último alarido en shaders o texturas más reales que la realidad, físicas basadas en algoritmos de la NASA y todopoderosos efectos de iluminación, pero los que hay están colocados con increíble mimo y detalle, dando lugar a una ambientación sublime y como muy pocos estudios son capaces de conseguir. Cada piedra de la decadente Boletaria habla de su pasado: sus derruidos torreones, insondables minas tan profundas que llegan a los mismísimos avernos, impresionantes ciudadelas o pútridas ciénagas serán algunos de los niveles que hemos de recorrer mientras nos maravillamos ante semejante despliegue artístico. From Software ya nos demostró hace muchos años con King´s Field que son genios en este aspecto, pero gracias a Playstation 3 han sido capaces de plasmar toda su capacidad creativa.
demons souls ps3 gameplay
Otra de las cualidades de Demon´s Souls es su magnífica jugabilidad, en la que limitados por una barra de resistencia que se agota a cada golpe o finta, podremos empuñar armas a dos manos, combinaciones arma/escudo, arcos, hachas, lanzas, etc. según sean contundentes, punzantes o cortantes. Dependiendo a su vez de nuestra fuerza o habilidad es posible que no podamos manejar bien armas grandes, o equiparnos con pesadas armaduras que nos agotarán rápidamente y harán que hasta un demoníaco caracol se mueva más rápido que nosotros. Por último hay que tener en cuenta el entorno; básicamente viene a demostrar que combatir en un estrecho pasillo con un enorme mandoble, provocará que éste choque contra las paredes al blandirlo nos deje vendidos ante el enemigo. Queda pues un gran trabajo de planificación por delante en cuanto a equipamiento a la hora de abordar cada nivel, y es que los enemigos también serán capaces de esquivar y buscar nuestra espalda, o propinar ataques que nos desequilibren o incluso sean imposibles de detener si no tenemos el nivel y equipo adecuados.

Por último disponemos de un innovador modo online, que se fusiona con la trama argumental dándole al juego coherencia y multiplicando sus posibilidades. En Demon´s Souls estamos permanentemente conectados a un servidor, y veremos constantemente sombras que representan a otros jugadores, en forma de almas errantes jugando su partida. Tanto ellos como nosotros podremos dejar mensajes en el suelo de todo tipo, desde que a la vuelta de la esquina puede encontrarse un poderoso enemigo, dónde se encuentra un valioso objeto, si hay trampas mortales a continuación, o qué lugar es seguro ante un paso custodiado por un infame dragón. Además, con las piedras mágicas adecuadas, podemos invadir el mundo de otro héroe que está conectado, bien con el fin de ayudarle a completar el nivel, bien convirtiéndonos en su enemigo para darle caza y arrebatarle sus almas, la moneda de cambio del juego.

REPETIMOS: QUIERO ESTE JUEGO

No nos vamos a cansar de gritar a los cuatro vientos que Demon´s Souls necesita un distribuidor urgentemente en Europa, porque nos encontramos ante uno de esos títulos que se cuentan con los dedos de la mano en cada generación. Por sus cualidades innatas, resulta una experiencia que se paladea como un buen vino en cada sesión y que no deja indiferente a nadie. Cierto es que no es un juego apto para todos los públicos, su comienzo es realmente complicado y puede llegar a desanimar al más aguerrido gamer, pero con constancia cada vez nos hacemos más fuertes, y ese enemigo que antes se nos resistía acaba cayendo bajo nuestra hacha, lo cual es muy gratificante por el duro esfuerzo requerido. Los niveles están excelentemente diseñados y los gráficos, pese a ser un tanto discretos para lo que llevamos de generación, son sólidos, creíbles, cumplen perfectamente y destacan por su apartado artístico.
demons souls teaserdemons souls screenshot
Este RPG de corte occidental pero desarrollado en Japón combina muy bien la acción con el desarrollo del personaje, auténtico ROL con mayúsculas en el que nosotros decidimos el camino a seguir y cómo potenciamos nuestras habilidades. Por si eso fuera poco, es largo y rejugable, con características online que nunca antes se habían implementado en un juego de corte similar, pero es que no existen muchos títulos que se puedan comparar con semejante obra maestra de From Software. Sea como sea, confiamos en que al unirnos al resto de medios especializados a la hora de dar cobertura a este gran juego, anime a su distribución con la correspondiente localización al castellano que merece.

José Luis Fernández 15 | 01 | 2010