Kinect ya está en las tiendas, y Microsoft celebró por todo lo alto que su periférico estrella se encuentre a disposición de los usuarios. El pasado miércoles en Casa Kinect, local habilitado para darse a conocer el producto, asistimos a los datos de su abrumadora promoción, la visita de KudoTsunoda para conocer a la primera compradora de la cámara en España, y todo ello amenizado con las actuaciones de Mayumana y su brillante sentido del ritmo.

KINECT ENTRA EN EL JUEGO

Las cifras para dar a conocer Kinect al gran público son enormes: Medio millón de personas en nuestro país lo han probado en más de veinte eventos celebrados por toda la península, añádase otra veintena de presentaciones para los medios, y diversos actos en centros comerciales para mostrar a todo el mundo con orgullo, su novedosa manera de jugar convirtiendo nuestro cuerpo en el mando.

Por lo demás, la fiesta transcurrió por los derroteros habituales siendo Kinect el protagonista, y al igual que en tantas ocasiones que hemos visitado el local situado en la calle Alberto Aguilera de Madrid, no pudimos evitar echarnos unos bailes con Dance Central, descender los rápidos balsa mediante de KinectAdventures, e incluso darle un achuchón virtual a la fierecilla de Kinectimals. Durante toda la velada, aprovechamos para compartir nuestras impresiones con los asistentes, y algún que otro gyn-tonic.

Kinect ha llegado para quedarse y está claro que Microsoft pone toda la carne en el asador para conseguir llegar al público que hasta este momento se le escapaba. Es cuestión de tiempo que las desarrolladoras puedan y sepan sacarle todo el provecho al dispositivo, que está teniendo una acogida notable por parte de los usuarios, siempre ávidos de nuevas propuestas. La posibilidad de disfrutar sin mando de los videojuegos desarrollados para Kinect abre un mundo de posibilidades que seguirá creciendo en años venideros.

Las tres grandes compañías del sector ya han puesto sus cartas sobre la mesa y sólo falta comprobar cual de ellas sale ganadora a nivel de ventas. Mientras esto sucede, los jugadores no podemos más que sentirnos satisfechos ante la oferta ofrecida y seguir esperando que la variedad de contenidos continúe creciendo y haciendo llegar la pasión por el ocio interactivo a cualquier usuario, sin importar su edad o preferencias. Microsoft y Kinect prometen un nuevo mundo de posibilidades y no podemos más que esperar innovación en algunos de los títulos que llegarán próximamente.

José Luis Fernández 15 | 11 | 2010