El pasado ocho de noviembre, Activision nos invitó a asistir al evento de presentación oficial en España de Call of Duty: Black Ops, el próximo título de la saga Call of Duty, desarrollado por Treyarch para PC, Xbox 360 y PlayStation 3.

ACCIÓN SIN LÍMITES

El evento comenzó con un mail recibido por parte de los miembros de Activision comunicándonos el punto de encuentro donde debíamos encontrarnos con ellos, advirtiendo de que podíamos estar siendo espiados por el enemigo. Una vez en el punto de encuentro, nos encontramos con los organizadores del evento, los cuales nos dieron unos uniformes militares y nos ocultaron en todo momento el lugar donde nos llevarían. Cuando llegamos donde se realizaba la presentación, unos militares irrumpieron en nuestro autobús explicándonos que nos encontramos en 1968, cerca de Vietcong, una zona poco segura, y que seríamos los primeros periodistas occidentales en pisar dicha zona, acto seguido bajaron a tierra y comenzaron a escoltar los vehículos a lo largo del recinto hasta llegar a un nuevo punto de encuentro.

Llegados al nuevo punto de encuentro, toda la prensa fue dividida en tres grandes grupos, cada grupo escoltado por varios militares por todo el recinto, donde comenzó una brutal escenificación bélica por parte de los especialistas contratados por Activision. Una vez terminada la representación, continuamos siguiendo al militar que se encargaba de guiar al pelotón hasta una nave principal aparentemente abandonada, donde de la oscuridad emergió un inmenso escenario con una pantalla gigante donde apareció el logotipo de Call of Duty: Black Ops.

Una vez llegados a este punto del evento, dio comienzo realmente la presentación del nuevo superventas de Activision. Un speaker realizó la introducción al juego y dio paso a varias escenas de vídeo donde se mostraba claramente el potencial del título. A continuación aparecieron las dos celebridades, David De Gea y Toni Elías, que acompañadas del encargado de realizar el desarrollo del 3D estereoscópico en el juego, irrumpieron en el recinto subidos en un jeep militar, al más puro estilo Hollywood.

Tras unas palabras de presentación de los invitados, los medios especializados nos pusimos manos a la obra con el juego, y la principal novedad que pudimos probar en el acto fue la inclusión del efecto 3D estereoscópico en Xbox 360, consola donde teóricamente no era posible incluir este tipo de efectos, pero que sin duda los mueve con bastante soltura, sin problemas de ningún tipo, como bien pudimos comprobar de primera mano.

Tras un breve pero intenso periodo de prueba se organizó un sorteo para participar en el primer campeonato europeo de Call of Duty: Black Ops, del que salieron los dos afortunados ganadores, que tuvieron que medir sus fuerzas en una encarnizada partida para decidir cuál de los dos sería el participante que nos representaría en Europa. Finalmente, tras una batalla algo descompensada, conseguimos salvar los muebles ante una desastrosa Holanda y una intratable Italia, la cual acabó llevándose de gorra el campeonato y la televisión 3D que había en juego, una lástima.

CONCLUSIÓN

Parece que este año vuelve Call of Duty de nuevo para reclamar el título de shooter del año de la mano de Treyarch, un pequeño estudio que día a día consigue sorprendernos más con títulos como el que nos ocupa gracias al empeño y dedicación que pone en cada una de sus obras. El videojuego que fue presentado con todos los honores que merece, aunque fue una verdadera lástima que la presentación fuese más enfocada a los medios generalistas que a la prensa especializada y no poder conocer todos los datos, ni exprimir en profundidad un título tan prometedor como Black Ops.

Juanjo_Dante 12 | 11 | 2010