God of War: Ascension está llamado a ser una de las últimas balas en el cargador de PlayStation 3 junto a The Last of Us y Beyond: Two Souls. Sony es consciente, no obstante, de que comercialmente tiene muchas mas posibilidades que sendas nuevas IP, por lo que ha puesto toda la carne en el asador para que el retorno de Kratos no pase desapercibido.

JuegosDB estuvo en la presentación española del título, a la que asistieron Jason McDonald, diseñador de combates y Mark Simon, diseñador jefe de Santa Monica Studio. Ambos nos introdujeron en las excelencias de este nueva entrega. Un equipo de entre 150 y 200 personas ha trabajado en la precuela, que distribuirá más 130.000 copias tan solo en nuestro país. No es de extrañar, teniendo en cuenta que la serie supera el millón de juegos vendidos en España.

god of war ascension ps3 kratos

Con Ascension, Sony Santa Monica se propuso mostrar el lado más humano de su protagonista. Kratos no es tan solo el guerrero furibundo que todos conocemos, también un marido y padre ejemplar al que veremos hundido por su desdichada pérdida. Este viaje emocional introduce a las Furias, seres mitológicos que castigan a quienes osen romper sus pactos de sangre con los dioses. El juego comienza precisamente con Kratos aprisionado por una de estas, a la cual perseguirá buscando dar muerte.

Los primeros compases del juego dejan entrever su continuismo con la excelsa fórmula de God of War 3, si bien aquí todo se potencia al extremo. El propio Simon lo anunciaba: “Es el mayor God of War hasta la fecha. […] Hemos implementado cosas impensables tecnológicamente durante los primeros años de PlayStation 3″.

Los sanguinolientos combates vuelven a articular un desarrollo salpicado de plataformas. En ambas premisas percibimos toda suerte de nuevas animaciones como la gracilidad de Kratos en la escalada o al agarrar y lanzar a sus enemigos cual arma arrojadiza. Es más, podremos abrasar al contrario y lanzarlo contra el siguiente grupo de enemigos provocando toda una sangría.

Otra novedad la encontramos en el acopio de armas: podemos arrebatárselas al enemigo y combinar su uso con las propias del personaje, como la espada o la jabalina. A consecuencia, el número de combos disponibles se incrementa significativamente, pudiendo especializarnos en el manejo de tal o cual conjunto. A mayor número de golpes encadenados, más rápido crecerá la barra de ira y con ello mayor el daño infligido. A este respecto los escenarios resultan más interactivos que nunca, pudiendo aprovechar numerosos elementos en pantalla para finiquitar los combates más pronto que tarde.

Tras perseguir a la Furia de marras dando buena cuenta de sus esbirros, la demostración exhibida deparaba el primer gran enfrentamiento del juego: contra un Titán al que terminamos degollando con una de sus garras. En el extenuante proceso apreciamos como éste arrancaba de cuajo una estancia del escenario con nosotros dentro, variando su orientación mientras aniquilamos a las criaturas que siguen atacándonos pese al efecto de la gravedad. Impresionante.

god of war ascension lanzamiento

No faltan por supuesto los Quick Time Events a modo de golpes de efecto en los instantes cruciales del combate. También podremos tomar el control de ciertas criaturas para atacar y usar cadenas para interactuar con el entorno, novedad esta en la que McDonal y Simon insistieron para la resolución de sencillos puzles.

Visto lo visto, God of War: Ascension no mermará un ápice el estándar de calidad de la serie, por mucho que esta precuela huela a excusa si consideramos (bien) finiquitada la trilogía original. Es además el juego perfecto para recién llegados, pues les descubre cómo el aguerrido espartano llegó a ser quien se nos presentase allá por 2005 en PlayStation 2. God of War: Ascension llegará exclusivamente a PlayStation 3 el próximo 13 de marzo en ediciones estándar, especial, coleccionista y en un bundle con PS3 Super Slim de 500GB.

José Carlos Castillo 27 | 02 | 2013