La primera operación a escala nacional realizada por la Policía Nacional, que buscaba darle un duro golpe a la comercialización de dispositivos no autorizados de copia y manipulación de juegos para las portátiles NDS y NDS Lite, ha sido un éxito.

En los quince registros realizados en Madrid, Barcelona, Girona, Lérida, Valencia, Alicante, Ciudad Real y León, se logró la incautación de unos 1.550 dispositivos que eran ofrecidos al público con el nombre de “M3 DS Real”.

En la operación participaron los miembros de la Brigada de Investigación Especializada (BIE) de la Comisaría General de la Policía Judicial que pertenecen a la Sección de Delitos contra la Propiedad Industrial e Intelectual, quienes contarán con el apoyo de las Jefaturas Superiores de la Policía de Cataluña, Valencia, Castilla León y Castilla de la Mancha.

La investigación se dio inicio cuando Nintendo denunció a una empresa propietaria de una cadena de distribución de productos informáticos, en cuyos establecimientos se vendía material no autorizado de copia y manipulación de juegos para sus plataformas portátiles.

Nintendo viene realizando grandes esfuerzos para detener la distribución de dispositivos, por eso desde el 2008 ha apoyado unas 280 operaciones en 16 países donde se han logrado incautar unos 198.000 dispositivos. La lucha de la empresa japonesa también logró el cierre de fábricas en China donde se producen estos dispositivos.

María Sánchez Montes 16 | 02 | 2009