El juego de rol de Sony Computer Entertainment no llevará a un mundo iremos recorriendo distintas locaciones para relacionarnos con la gente que vayamos conociendo en diferentes actividades.

Todo partirá desde nuestro apartamento, al salir de ahí llegaremos a la Plaza Home, lugar que será distinto según su versión, ya sea estadounidense, europea o japonesa. En el caso de la americana se encuentra en la ciudad y cuenta con un aspecto más urbano, mientras que en la de Europa todo es más tranquilo con, por ejemplo, sus zonas para el ajedrez y las damas.

Mientras el participante se este enfrentando a un oponente en partida de estos juegos, la cámara cambia de vista y los demás podrán ver el encuentro ya que todo ocurre en tiempo real. La Plaza esta adornada por pantallas donde se exhiben videos de algunos juegos de la actualidad como MotoStorm o Far Cry 2.

Desde la plaza también se llega a un centro comercial donde la mercancía que se encuentra en las tiendas no se puede comprar. En estas zonas que serán para la reunión, y donde habrá espacios para los juegos de mesa, tiene un lugar central dividido en 2 plantas y con tiendas para ropa, muebles, accesorios, juguetes y también para la compra de apartamentos.

Dentro del teatro se notará otra nueva diferencia entre las versiones de America y Europa, pues si en la primera hay una sala monotemática para la conversación, en la otra habra un hall y diez pequeñas salas de diferente contenido.

Para la recreación estará La Bolera, un lugar que tendrá mesas de billar y maquinas recreativas. En el centro estarán las 5 pistas de bolos para 4 jugadores, donde lo positivo, al igual que con las mesas de billar, es la interfaz, mientras que lo negativo en ambos casos también, es la poca cantidad de posibilidades, algo que requerirá un poco de paciencia.

Esta es la versión 1.0 de Home, por el momento permite charlar y explorar una cantidad respetable de ambientes pero aún urge más interactividad y contenido en castellano. Todos los usuarios le agradecerán a Sony si le da más evolución al simulador.

María Sánchez Montes 07 | 12 | 2008