El pasado martes Nintendo realizó una rueda de prensa, en ella se explicó y detalló las ventas realizadas tanto de videojuegos como de consolas por la compañía nipona. Como viene siendo habitual desde el nacimiento de la actual generación de consolas, Nintendo es la compañía líder en España en cuanto a la cantidad de software y hardware vendido.

Nintendo DS es la consola más vendida de la historia pero también es la consola que más ha sufrido la lacra de la piratería. Era sencillo vaticinar que a un día de la presentación en Europa de Nintendo 3DS alguna pregunta referente a las posibilidades de piratear la 3DS iba a salir a la palestra. Y así fue.

Ante la pregunta: ¿Qué va a hacer Nintendo para evitar el nivel de piratería sufrido con Nintendo DS?

Rafael Martínez Moya-Angeler, director comercial de Nintendo Ibérica, fue el encargado de responder a esa pregunta. En resumen, dijo que realmente Nintendo no “debía” realizar acciones específicas contra la piratería si no que lo que debía suceder era que la piratería dejase de ser una costumbre social.

“Es cierto que ahora estámos mucho más preparados para evitarla y con ese objetivo se ha creado la consola Nintendo 3DS. Pero también es cierto que por muy bueno que sea cualquier sistema anti piratería, desgraciadamente, éste tiene fecha de caducidad.” Declaró Rafael Martínez.

Para Rafael, una solución eficaz en la lucha contra la piratería pasa por que se cree un legislación que regule el buen uso y manipulación de los productos.

Sin duda, finalmente se podrá piratear la Nintendo 3DS por mucho que me duela admitirlo. Pero lejos de tener una intención moralista, todos aquellos que queremos el mundo de los videojuegos debemos ver con el prisma más objetivo posible el negativo impacto real que este fenómeno causa al sector.

Gracia Maltes 20 | 01 | 2011