Desde que la revista GameInformer revelara que La Gran N tiene casi a punto a la sucesora de Wii, y que de hecho va a ser presentada en la afamada feria Electronic Entertainment Expo del mes que viene en Los Ángeles, Internet se encuentra en plena ebullición para aventurar en qué va a consistir el denominado ‘Project Café’. Pero más que centrarse en la capacidad técnica de la nueva máquina, todas las miradas están puestas en el mando: Pantallas táctiles con 3D sin gafas, proyector incorporado para prescindir de la televisión, o incluso realidad virtual son los rumores más extendidos. En Juegos DB llevamos debatiendo largo y tendido sobre cuál va a ser la característica que diferencie a la nueva consola del resto, y queremos dar nuestra visión sobre el asunto.

LOS RUMORES, NUESTRA APUESTA

Nintendo tiene en su haber ser líderes en lanzar al mercado mandos de control que, sin llegar a ser pioneros en cuanto a tecnología propiamente dicha, han marcado la tendencia a seguir en lo que a jugabilidad se refiere. Tanto, que desde que en tiempos muy lejanos inaugurara esta tendencia con la cruceta del mando de NES, llevasen la batuta desde la generación 32bit con la inclusión del stick analógico de Nintendo 64, y posteriormente con Wii los sensores de movimiento o el puntero, redefiniendo las formas de jugar y obligando a la competencia a seguir sus pasos para no quedarse atrás -algo que motivara a Sony a sacar su Move, o Microsoft arriesgándose aún más con Kinect -todo apunta a que los de Kioto van a lanzar una vez más su particular ‘Megaton’.

Si nos remontamos unos años atrás, en los albores de la actual generación y con Wii aún denominada ‘Project Revolution’, toda la rumorología apuntó al mando tras el precedente táctil de la exitosa Dual Screen, en base al slogan lanzado por Nintendo ‘Touch is good, but feel is better’ (tocar es bueno, pero sentir es mejor); un salto generacional después la historia se repite para desatar las pasiones de los amantes del videojuego, que especulan sin cesar sobre las bondades que incorporará el ansiado nuevo control, para goce y disfrute de los que tenemos este hobby como algo más que una simple afición. Sin embargo, toca usar el sentido común para razonar el porqué ciertos rumores no son ciertos, aunque no van tan mal encaminados después de todo.

Téngase en cuenta que el hecho de incluir una pantalla LCD táctil en el mando no obedece a la política de Nintendo, pues el precio del dispositivo se encarecería enormemente lastrando por un lado el coste total de la consola, y limitando por otro la tendencia al multijugador local donde Miyamoto y Cía. llevan muchos años llevándose el gato al agua. Ha de saber el ávido lector que fabricar una pantalla con un corte de superficie y resolución determinados, encarece enormemente la producción más que los típicos estándares basados en pulgadas que se venden en la actualidad, motivo por lo que hay paneles de 32, 37 o 42 pulgadas entre otros, y no medidas por ejemplo de 34, 39 o 44 junto a los clásicos HD Ready (720p) o Full HD (1080p), además del lastre que supondría obligar al jugador a dejar de prestar atención al televisor.

Una vez descartada la teoría de la pantalla embutida en el mando, nos encontramos con que Nintendo se ha visto en serios problemas a la hora de recibir títulos multiplataforma, donde la potencia del hardware junto a la distinción del mando, por no hablar del enfoque hacia el jugador ocasional mayor que en la competencia, la han llevado a quedarse descolgada de los mayores proyectos de terceros desarrolladores, un modelo de negocio que no sólo es beneficioso para el jugador, sino muy lucrativo para las compañías. Por último, tenemos que en Casa Nintendo la admiración por los diseños de Apple, la compañía de Steve Jobs caracterizada por dotar de una funcionalidad y diseño sin parangón a sus productos, ha quedado patente en multitud de ocasiones, ya que el propio presidente Satoru Iwata se ha deshecho en elogios hacia los de la manzana en más de una ocasión, reconociendo sin tapujos que diseños como DS Lite o la propia Wii estaban inspirados en la filosofía que promueve Apple. Juntando estos tres pilares, nuestra apuesta resulta evidente, por lo que te pido estimado lector, que te fijes detenidamente en la siguiente imagen:

Este dispositivo se conoce como Magic-Trackpad, y responde a que Apple se planteó el que relegar los ‘touchpad’ al terreno del ordenador portátil no era sino limitar su potencial. Traslademos ahora este concepto al mundo del videojuego, que si bien Sony en su próxima PSP va a incluir en la parte trasera de la máquina, es frontalmente y con forma de mando donde explota toda su capacidad. Esto sin lugar a dudas es una jugada maestra, pues Nintendo al hacer retrocompatible ‘Project Café’ con Wii garantiza que el Wiimote seguirá presente, lo que permite acoplar al susodicho el mentado ‘trackpad’ junto a algunos botones adicionales, tal que otro analógico más gatillo, amén de los clásicos cuatro botones frontales en simetría.

De ser finalmente esta manera, tan obvia por otra parte, Nintendo va a revolucionar una vez más la jugabilidad sin cerrarse puertas de ningún tipo y sin trasladar al jugador excesivos costes respecto al propio mando. ¿Sabéis que fuertes rumores apuntan a que DICE (Battlefield 3) o Blizzard (Starcraft 2) entre tantas otras están apostando fuerte por ‘Proyect Café’?, pues pensad en el increíble potencial que el mando guarda con géneros tan poderosos como el FPS o la estrategia en tiempo real: precisión absoluta en el disparo, control al milímetro de nuestras unidades en el campo de batalla, navegación por menús e interfaces rápida y dinámica, lanzar ataques mágicos dibujando un comando concreto etc.

Y todo ello sin necesidad de limitarse en determinados géneros tradicionales, como el de lucha 1VS1 o similares que acusaba el anterior control, gracias al acople del propio Wiimote y a los botones adicionales, si bien Nintendo podría deshacerse completamente del control actual, aunque suena improbable por lo ilógico que supone. ¿Ha llegado el momento de los ‘trackpad’ aplicados al videojuego? Como veis, éste es nuestro particular ‘all-in’ como dirían los jugadores de póquer, y en poco más de un mes vais a descubrir si este órdago que lanzamos desde la libertad de expresión, con la que nos sumamos al especulativo que puebla la red de redes, es o no cierto. Se aproxima un E3 como hacía tiempo que no se veía y Nintendo va a tener mucho que decir al respecto, no olvidéis que tal y como dijo en recientes declaraciones el gurú de los videojuegos Shigeru Miyamoto: ‘Cuando se ve humo, es porque hay algo que está ardiendo’.

José Luis Fernández 04 | 05 | 2011