Resident Evil 6 ha sido anunciado provocando derrames cerebrales, ataques de histeria conjunta y, en algunos jugadores, la confirmación del trasvase de la serie de Capcom al género de la acción. Con dicho vídeo y la tardanza en su anuncio, la compañía japonesa demuestra que tenía bien calculados los pasos a realizar con su producto estrella. Resident Evil 6 es la demostración de que una saga ya veterana en el mundo de los videojuegos sigue estando vigente y de actualidad en cualquier momento, como si los jugadores honraran el pasado de la misma, todo ello dejando al margen posibles bandazos que haya podido dar a lo largo de los años.

La sexta entrega, protagonizada por Chris Redfield (verdadero protagonista de la saga) y un renovado, para bien, Leon S. Kennedy, con un aspecto más maduro y realista son los cabezas de cartel de esta película. En los primeros compases del tráiler vemos una nueva ciudad y, lo que es mejor, podemos observar a los muertos vivientes de toda la vida, por lo menos en lo estético. Es una vuelta interesante, pues todos los fans de Resident Evil añoraban a los podridos, un poco cansados ya de tanto “¡Detrás de ti imbécil!” y lo mismo en suajili. Vuelven los muertos vivientes, bien. Un punto a favor generalizado.

TENSIÓN Y ADRENALINA MADE IN CAPCOM

Capcom prometió nuevos niveles de terror, una vuelta a los orígenes, como en Revelations pero, tras ver el vídeo, no podemos más que pensar en una dualidad de elementos diferenciados, el encontronazo de dos formas de jugar en un mismo desarrollo, con los peligros que supone. Vemos, por una parte, a Leon desparramando el cerebelo del presidente de los Estados Unidos, observamos caminatas interesantísimas por un metro, donde la tensión se corta con un cuchillo; vemos sombras de zombis de verdad acechando…

Perfecto, puede que pensemos, ¿volverá el terror físico de los primeros cuatro juegos importantes? Pues puede que no, puesto que más tarde asistimos horrorizados (según jugador, edad del mismo y conciencia social) a una ensalada de tiros y explosiones donde la guinda tiene forma de coberturas ¿coberturas? Realmente, es dar un paso más hacia aquella luz blanca que es la acción. ¡No vayas a la luz blanca! Dirán muchos, pero el paso está dado. Muchos pensamos que tras el anuncio de Operation Raccoon City, la serie se dividiría en dos iteraciones: la que forma el camino de la acción con el mencionado y la que vuelve al terror más primitivo, el supuesto Resident Evil 6. Pero parece que la sexta entrega ha salido al padre y a la madre, sin más distinciones.

resident evil 6 leon

TERROR Y ACCIÓN, ¿AL UNÍSONO?

Esta conjugación de elementos, la confabulación entre acción y terror es el motivo por el que este tráiler llama la atención (olvidaremos aspectos técnicos, de por sí brillantes y de los que no hace falta hablar más). Terror genuino Resident Evil y acción ya genuina Resident Evil. Tenemos las dos variables de la ecuación. Realmente, si saben conjugarlas bien en el desarrollo, con momentos pausados y otros de adrenalina pura, puede que Resident Evil 6 se convierta en un título redondo. No podemos hacer más, ni hablar de avances ni previews, pues no hay más información al respecto, por ahora, pero una cosa queda clara, a un servidor, la vuelta de una serie como esta le ha alegrado el día. Sin más.

Adrián Hernán 20 | 01 | 2012