tarjetas graficas nvidia
Los problemas legales entre Nvidia e Intel han provocado que los nForce, chipsets desarrollados por los primeros, salgan al mercado más tarde de lo que propios responsables habían previsto. La también creadora de GPUs ha preferido detener el desarrollo hasta que sus inconvenientes este solucionados.

Según Intel la licencia de Nvidia no cubre chipsets para sus nuevos procesadores que vendrán equipados con la controladora de memoria en éstos. La conocida empresa norteamericana se refiere a los nuevos procesadores Intel Atom e Intel Core i5/i7.

El nuevo trabajo de la creadora de gráficas también estaría destinado a usarse en procesadores de la marca AMD, pero en este caso no existe ningún problema. Si el reclamo de Intel es aceptado cabe la posibilidad que en futuro los chipsets nFoce sólo trabajen en los desarrollos de AMD.

Para Nvidia, Intel está buscando la manera de interpretar la licencia a su favor con el objetivo de beneficiar a sus chipsets. Si la compañía ha tenido que congelar el proceso de fabricación de los nForce, las dificultades en el campo legal deben haber alcanzado un nivel importante.

nvidiachipsets nforce

María Sánchez Montes 10 | 10 | 2009