Ubisoft comenzó a lo grande, con los cinco primeros minutos de Far Cry 4, lo que nos permitió comprobar que el villano con cara de loco que posaba en las imágenes promocionales, se gana el apodo con mayúsculas. 

Aisha Tyler fue un año más la encargada de presentar la conferencia, dar paso a los vídeos y los creativos e impregnar la noche con su particular sentido del humor (muy bullying, hasta consigo misma).

El primer anuncio de la noche fue Just Dance 2015, una nueva versión del simulador de baile que aunque parece que no mejorará mucho los gráficos que vemos en pantalla, renovará toda su lista de canciones. Además, Jason Altman desveló una nueva forma de jugar: con el teléfono móvil y la tableta a través de Just Dance Now, lo que hará que no hay límite en el número de jugadores que pueden competir en una canción. Como no, la presentación tuvo numerito musical incluido, y no sería el único numerito de la noche para los franceses.

Just Dance Now

Por segunda vez en el día, The Division acaparó la atención, aunque esta vez era el turno para un tráiler CG emotivo y que puso en contexto la historia del juego. También desfilaron el juego de coches The Crew, del que se concretó que será un mundo abierto con la posibilidad de viajar de costa a costa de Estados Unidos sin tiempos de carga (fecha de salida el 11 de noviembre) o Assassin’s Creed: Unity, que volvió a mostrar su campaña para cuatro (que ya habíamos visto en la conferencia de Microsoft), así como un nuevo tráiler CGI:

Y del subidón del nuevo Assassin’s Creed a… Shape Up, un nuevo juego de fitness que se apoya en los piques para dar un giro de tuerca a los aburridos títulos de entrenamiento. El juego es una exclusiva para Xbox One y la verdad el minijuego tipo DDR pinta entretenido, lo de hacer flexiones, ya es otra cosa.

Para terminar, se presentó Valiant Hearts: The Great War un juego emotivo desarrollado con el motor UbiArt (como Child of Light o los últimos Rayman) y que basa su historia en la correspondencia de soldados durante la Gran Guerra.

La compañía gala firmó una gala normalita, corta al estilo de Electronic Arts, y en la que no hubo grandes sorpresas (aunque sí grandes olvidados, los sistemas más allá de las next-gen de Sony y Microsoft). Intentó despedirse con un anuncio, el del nuevo Rainbow Six Siege, aunque el efecto Watch Dogs, parece irrepetible.

Rocío González en 10 | 06 | 2014