Hace un año que se puso a la venta la consola de sobremesa con la que Nintendo intentaba abrirse a gran parte del público sin dejar de cuidar sus fieles usuarios, aunque el mensaje fue un tanto confuso. Sacó a la venta Wii U, una consola HD, que permite conexión a internet y como principal novedad incluía una pantalla táctil en el mando.

CON MARIO Y CALL OF DUTY

Y decimos que quiere abrirse al público porque podemos encontrar este año en su catálogo juegos como Call of Duty Ghosts, Batman Arkham Origins o Assassin’s Creed IV Black Flag, todos ellos con una calidad muy similar a la del resto de consolas y pudiendo disputar partidas online.

Por supuesto, sigue siendo una consola Nintendo y ello conlleva la exclusividad de juegos míticos que gustan mucho a otro sector del público y a los que la compañía nipona quiere seguir cuidando. Por ello también crea nuevos títulos de sus juegos como son Super Mario 3D World, The Legend of Zelda: Wind Waker HD o incluso Pinkmin 3.

Lo que parece que no está tan bien son las ventas de la consola, sobre todo en los primeros meses de vida. En concreto enero y febrero fueron meses críticos puesto que apenas se produjeron lanzamientos que pudieran impulsar la venta del aparato. Ahora, parece que algo han mejorado y tiene nuevos títulos potentes. Asistiremos pues, a un interesante mercado navideño en el que también tendrá que enfrentarse a las nuevas PS4 y Xbox One.

Nacho Ros 18 | 11 | 2013