Según informa el portal Law 360, Nintendo tendrá que hacer frente a una sanción por la que tendrá que abonar un 1,82% del precio de cada Nintendo 3DS a Tomita Technologies por violación de patentes. La sentencia dictada por el juez Rakoff de Nueva York implica que Nintendo ha de pagar cerca de tres dólares por cada consola vendida.

El juez ha tenido en cuenta para valorar la cantidad a pagar que no podía imponer una cantidad fija por aparato vendido puesto que el precio baja con el paso del tiempo. Es por ello que un porcentaje es lo más justo, según explica en la sentencia:

SEGUNDA SENTENCIA CONTRA NINTENDO

“Si, como Tomita indica, la tasa por royalties se expresa en un montante fijo en dólares por unidad vendida, Tomita se quedaría con una proporción cada vez mayor por cada venta de la consola a medida que el precio se redujera”. Y añade: “Esto daría como resultado una ganancia salarial inesperada para Tomita y, en consecuencia, el tribunal prefiere una tasa por royalties expresada como un porcentaje del precio al por mayor”.

Nintendo 3DS

La cifra final resultante puede ser escandalosa. Si tenemos en cuenta que se han vendido unas 35 millones de consolas en todo el mundo, Nintendo se enfrenta a un pago superior a los 105 millones de dólares. La compañía nipona todavía no ha hecho ninguna declaración oficial, pero sí es probable que tenga a un buen número de abogados pensando cómo reducir la cantidad de dinero a pagar.

No es la primera batalla judicial entre estas dos empresas, ni la primera derrota de Nintendo. Recordemos que el pasado mes de marzo Nintendo fue condenada a pagar 30,2 millones de dólares también a Tomita, aunque más tarde la cifra se descendió hasta la mitad.

Fuente: Law360.

Nacho Ros 07 | 01 | 2014