Nintendo barajó varios nombres para la original Nintendo DS antes de su salida en 2004, y uno de ellos fue el peculiar City Boy. City Boy era una evolución de Game Boy y hacía referencia a esa evolución del usuario que se buscaba. DS quería abrir el mercado a todo tipo de personas, no solo a los jugadores habituales: era una máquina con vocación de ser jugada en cualquier parte y por cualquiera, y además, querían dejar atrás el estigma de ser una consola para niños.

City Boy

Los datos avalan que hicieron muy bien las cosas. Nintendo DS es la segunda consola de la historia más vendida, solo por detrás de PlayStation 2, y por tanto, es también la consola portátil con más ventas.

Finalmente se decantaron por DS (Dual Screen/ Developers’ System), que no causó el revuelo que lo habría hecho la primera propuesta.

Esta y otras curiosidades, como que la consola se hizo para que pudiera caerse desde 1.5 metros de altura hasta 10 veces sin romperse, se recuerdan en el último ‘Did You Know Gaming’, dedicado a Nintendo DS.

Rocío González en 29 | 09 | 2014