Maxis y EA decidieron hace un buen tiempo crear MySims, otra excelente decisión tomada por los creadores de un franquicia que no para de crecer.

MySims Kingdom para Wii es una invitación distinta al mundo dominado por estos increíbles personajes, aquellos que ahora vienen con un diseño más infantil, pero dirigido para todo los fanáticos.

Luego de conquistar -y de que manera- otras sistemas, era momento de dirigirse al público que utiliza los sistemas de última generación. La tarea no era complicada para estos increíbles desarrolladores y es que muestras de excelentes realizaciones les sobran, esta vez su meta era implementar todo su ingenio en un producto que divierta a todos si excepción y, todo parece indicar que lo han conseguido.

En MySims Kingdom no debemos dejarnos engañar por la apariencia lúdica e infantil de los gráficos, este sigue siendo un juego de estartegia que nos pondrá a pensar a mil aunque con toques de jugabilidad más sencillo, eso, es imposible de negar.

JUGABILIDAD

Todo comienza de la misma manera que en otros juegos Sims, aunque luego de haber creado a nuestro personaje solo controlaremos a uno y no a un grupo como en otras entregas de la serie.

Luego de haber usado el editor para escoger cabello, ojos, vellos, etc., entraremos de lleno a la trama donde encarnaremos a un héroe que irá recorriendo varios pueblos ayudando al rey Raymundo.

El problema principal sobre el que gira, por decirlo de algún modo, la temática del juego, es que Kingdom es un reino demasiado grande, por eso el monarca solicitará que otros buenos personajes, llamados variteros, cumplan su función en aquellos lugares a donde a él se le hace cada vez más complicado asistir.

En este juego se deja a un lado las satisfacciones personales, para darle importancia a la necesidad de los demás, es decir, tendremos más momentos y misiones para construir espacios o remodelar construcciones en beneficio de todos los habitantes del lugar que el estar buscando la forma de nosotros obtener más bienes.

MySims Kingdom es una nueva aventura plagada de retos encantadores donde la reunión de elementos es importante para completarlos.

Como grandes aliados tendremos a los controles de Wii, pues utilizaremos el stick analógico del Nunchunck para movernos por los escenarios, dejando al Wiimote para señalar el elemento con el que queremos interactuar.

Para construir necesitaremos madera, roca, y otros materiales más. Obtenerlos será sencillo, solo debemos hacer un movimiento con el mando. Si queremos evitar la escasez de estos elementos, tendremos que ser muy cuidadosos al momento de utilizarlos.

Cuando partamos a algunos de los destinos que nos serán indicados, sólo llevaremos una varita, accesorio que se debe complementar con un pergamino donde están escritos los elementos que son obligatorios para edificar una casa.

Si se le quiere dar mejorías a una construcción hecha, como ventanas, techos u otros, se deberá conseguir otros pergaminos. Esto es característico en los Sims, pero acá habrá que recorrer un buen tramo del juego para hallar los objetos necesarios.

Para construir, edificar, mover, retirar, o cualquier otra acción que sea necesaria realizar deberemos simplemente mover la varita para poder realizar estas acciones.

Para diseñar edificaciones resaltantes se tiene poseer una buena cantidad de maná, elemento cuya necesidad variará según el tipo de construcción que estemos haciendo. El maná se obtendrá interactuando con los habitantes del juego y escenarios; y, será indispensable para que la varita pueda seguir funcionando.

Si queremos crear algunos de estos elementos debemos hacer funcionar maquinaria. Esto se logrará a base de ingenio y mucha perseverancia.


GRÁFICOS


Este juego no será recordado como el mejor desarrollo visual de Maxis, eso confirma que el estudio siempre estuvo preocupado en el realismo, esta vez se ocuparon por el colorido y la recreación de un mundo medieval.

Quizás por eso es que nuestros protagonistas son una versión caricaturesca de lo que hemos conocido siempre como los Sims. Aquí lo importante es cumplir misiones y divertirse y, parece que Maxis quiso potenciar en todo el juego esta idea entregandonos personajes de aspecto muy curioso y visualmente coloridos, aunque a veces en extremo.

El motor gráfico cumple bien su labor, por lo cual veremos un desarrollo de las acciones sin problemas y animaciones de aceptable nivel en todo el título. No esperemos deslumbrarnos con el acabado gráfico del juego, mucho menos encontrar algún efecto sorprendente o movimientos espectaculares pero si, mucho color, escenarios armoniosos y unos Sims bien modelados.

APARTADO SONORO

Los temas que escucharemos en Kingdom no son muy diferentes a aquellas composiciones de otras entregas, esta es otra excelente decisión de los creadores ya que crea una continuidad entre un título y otro pero sin caer en lo repetitivo.

La voz de los Sims serán las mismas y las acciones serán acompañadas de gran manera por un divertido y dinámico catálogo de canciones que estamos seguros logrará cautivar a los más chicos de casa.

LO MEJOR DE MYSIMS KINGDOM

Una nueva forma de entretenernos con estos carismáticos personajes. Estos protagonistas de tantas espectaculares ediciones dejaron por un momento sus necesidades básicas, las cuales nos entretuvieron magníficamente, para aprender otra clase profesiones.

Los materiales para construir muchas veces no estarán a nuestro alcance, esto se transforma en una invitación para explorar más a fondo el juego, visitando numerosos lugares, y en ciertas ocasiones creando aquellos elementos que nos hacen falta.

La musicalización y la parte visual no alcanzarán a otras versiones, pero al menos el conjunto de detalles que forman ambos apartados, logran que estos se desenvuelvan con una estabilidad excelente.

La jugabilidad es sencilla, podemos disfrutar del juego desde el momento en que comenzamos a darle forma a nuestro Sims y dentro de su simpleza es justamente donde encontramos un juego divertido y bien realizado.

LO PEOR DE MYSIMS KINGDOM

A pesar que nos mantendremos ocupados en consiguiendo elementos para construir y tratando de hallar otros para mejorar nuestras creaciones, esto con el paso del tiempo irá disminuyendo nuestras ganas de jugar, ya que las acciones son las mismas.

Aquí debemos decir que aunque la jugabilidad es buena pero podemos caer en lo repetitivo. Maxis debió cuidar más este detalle ya que dando unas cuentas más misiones –pero no iguales a construir- pudo generar un juego muy completo.

Hubiera sido acertado incluir otro modo de juego, lo cual en estos tiempos en su casi una obligación para los realizadores.

Existen jugadores tan habilidosos en este tipo de juegos que en muy poco tiempo habrán terminado con todos los retos que este contiene. Para lograr que se no se separen pronto del título, los productores siempre deben tener en mente varias modalidades.

CONCLUSIÓN

La jugabilidad en MySims Kingdom es grandiosa y mucho de esto se debe al gran sistema de control con el que contamos en Wii. Lo complicado no se asoma en ningún momento cuando usamos el Nunchuck o el mando clásico de esta plataforma, pues todo es directo y se ejecutará de igual manera.

El mimo de los desarrolladores se siente en cada centímetro del juego, pero creemos que son capaces de hacer mejores cosas. Por eso estaremos esperanzados cuando se anuncie una nueva llegada de los Sims a esta consola.

Estamos seguros que ese nuevo proyecto será más completo y pulirá los errores de esta entrega y, ya no será un juego solo atractivo para el público más pequeño de los hogares sino también para quienes gustamos de los juegos de este género.

Freddy 03 | 02 | 2009