Los videojuegos sirven para entretenernos y vernos inmersos en mundos increíbles e inimaginables, pero no solo para eso. My Carnival es un ejemplo claro. Este título ha sido ideado para ayudar a todos aquellos niños que sufren fibrosis quística (FQ).

QUE LOS NIÑOS APRENDAN JUGANDO

“Ésta es una enfermedad hereditaria que debe tratarse con antibióticos y con fisioterapia respiratoria“, indica María Fuensanta, presidenta de la Asociación Andaluza de FQ. Es en ese aspecto donde el juego tiene su papel más importante. Es muy relevante que desde pequeños aprendan a realizar los ejercicios adecuados, pero esto puede suponer un gran esfuerzo para los niños y resultar aburrido y pesado. Fernando Díaz, fisioterapeuta de la misma asociación indica: “Los juegos que disponemos para los niños son bastante limitados y rudimentarios”. En la misma línea apunta María Ángeles, madre de una niña con FQ: “Los recursos con los que contamos se nos quedan cortos y estaría bien tener un juego que convierta la fisioterapia en algo divertido para hacer en casa”.

Así nace My Carnival, como un nuevo método para que estos niños aprendan sus ejercicios de la mejor manera posible: divirtiéndose. María G. Elena, pedagoga, asegura que los niños a estas edades, ente 1 y 5 años, aprenden jugando. Es por ello de la importancia que tendrá este proyecto desarrollado por Javier Mairena y que podrá resultar de gran utilidad a muchos niños: “Existirá la posibilidad de adaptar el juego a las necesidades del niño en cada momento, siendo motivador para el mismo”.

SIN ÁNIMO DE LUCRO

El título será para PC y totalmente gratuito, sin fines lucrativos. No obstante, para comenzarlo se necesita capital y puedes colaborar (o compartirlo para que otros lo vean )en este enlace.

Nacho Ros 14 | 05 | 2013