El aspecto primordial que encrudece la competencia entre estos dos grandes shooters es el de las ventas. Hasta ahora, ningún juego del género -ni de ningún otro, dejando de lado algunos productos Nintendo- se ha acercado al nivel de ventas de la saga Call of Duty desde su cuarta entrega. Pero Electronic Arts quiere superarle con su Battlefield 3.

Modern Warfare 2 vendió el día de su lanzamiento 7 millones de copias. Por contra, Battlefield Bad Company 2 lleva vendidas más de 5 millones de unidades, colocándose como la segunda gran saga bélica.

Todo hace pensar que Modern Warfare tendrá, como mínimo, unas ventas similares a los anteriores, en torno a los 20 millones. Pero el gran incremento se produciría en Battlefield 3, que según analistas estiman que subiría hasta los 10 millones de juegos vendidos. Lo dicho, la guerra acaba de empezar.

Adrián Hernán 21 | 06 | 2011