Desde bien pronto ayer por la mañana supimos que Microsoft tenía una gran noticia que dar. Lo dijeron fuentes oficiales vía Twitter y ya conocemos a qué se referían: Microsoft ha comprado la franquicia Gears of War a Epic Games.

En la práctica y para el usuario no cambiarán mucho las cosas puesto que es una saga que tradicionalmente ha sido exclusiva para dispositivos Microsoft, especialmente para Xbox 360 y PC. Es posible que a nivel argumental los nuevos desarrolladores, cuyos productos serán examinados con lupa y comparados con los anteriores, quieran dar un aire nuevo a la saga. La compañía de Redmond se ha hecho con todos los derechos de Gears of War, no solo con los nuevos títulos que salgan a partir de ahora, sino también con los ya lanzados, de manera que podrá comercializarlos a su antojo.

DE EPIC GAMES A BLACK TUSK STUDIOS

¿Pero quién se encargará de desarrollar Gears of War a partir de ahora? Pues lo hará Black Tusk Studios, compañía con sede en Vancouver que también está bajo las órdenes de Microsoft. Videogamer ha recogido las siguientes palabras en nombre de Microsoft: “La posibilidad de llevar a los fans de Gears of War nuevos juegos y experiencias de entretenimiento de su franquicia favorita es una oportunidad única que no podíamos dejar pasar. Black Tusk está muy contenta de poder tener este papel en esta franquicia tan importante de Microsoft”.

Gears of War Judgement

No dejamos a Black Tusk Studios porque cuentan con un importante fichaje: Rod Fergusson. Se trata del que fuera director ejecutivo y director de producción de Epic Games, encargado también de supervisar los tres primeros juegos de Gears of War, que dejó el estudio en 2012.

Por su parte, Epic Games se ha embolsado una jugosa cantidad de dinero que no se ha hecho pública. Su Project Manager, Wes Philips, ha confirmado vía Twitter que siguen trabajando en otros juegos: “Y para la gente que dice que Epic ya no volverá a hacer títulos, actualmente tenemos varios en desarrollo, incluyendo Fornite.

Nacho Ros 28 | 01 | 2014