En Medal of Honor Airbone para PS3 nos transportaremos hasta la Segunda Guerra Mundial y el protagonista en esta ocasión será el soldado Boyd Tavers quien pertenece a la 82 division de aerotransportada o Airborne Division, reconocida división de paracaidistas del ejército aliado. La operación Market Garden llevará a este importante grupo armado por los países de Francia, Italia y Holanda.

Todo comienza por el salto de los valientes soldados desde el avión, como lo que podrán acceder a cualquier lugar del territorio y habrá un humo verde que les indicará que zona es segura para aterrizar.

Según el nivel de aterrizaje se podrán entregar medallas, además una mala caída podría provocar que se sea blanco fácil para el enemigo. Habrán muchos objetivos que el jugador podrá escoger en que orden realizar y hasta que punto desea completarlas, eso le da un toque de bastante libertad al juego.

En lo que respecta al uso de las armas, según la experiencia que se vaya adquiriendo en el manejo de cada una de ellas, se podrá escalar por tres niveles diferentes, donde aumentará desde la carga que esta tenga hasta la mejora de puntería.

Dos cosas muy malas que ocurren el juego son la poca colaboración de los compañeros de batallón y la torpeza con la que se muestran los rivales, poco nivel de IA al parecer ha ido en contra del poderío propio y del enemigo.

El juego muestra muy poca duración para un FPS, pues en 7 horas se pueden hacer fácilmente los 6 niveles, siendo en el modo multijugador un poco más duradera. A pesar del buen detallado de todos los elementos presentes en cada escena, su puntaje sería solo regular ya que no muestra nada que en otros títulos shooter no se haya visto.

Graficamente los modelados de los miembros de los pelotones y la inteligencia artificial es buena aunque se ha descuidado un poco el desarrollo de los ambientes, vehículos y objetos. Se pudo utilizar mejor el motor gráfico de la consola PS3.

Musicalmente, algunos temas de pasadas entregas de esta saga se han mantenido y siguen sonando notablemente, pero las nuevas que se han adherido no muestra mucha relación con la historia que se va desarrollando.

Al final podemos decir que las buenas intenciones a veces no dan los resultados que se quieren y Medal of Honor Airbone es muestra de eso, porque a pesar de las mejorías que se le han querido añadir, pocas han servido y otras ni se notan. Veremos si en futuro tendremos un producto mejor logrado para esta espectacular saga.

María Sánchez Montes 25 | 10 | 2008