Los rumores de la próxima Xbox de los que ayer hizo mención la revista británica Edge han empezado a afectar negativamente al mercado. Según informa la publicación económica Forbes, el valor de las acciones de la cadena norteamericana de tiendas GameStop ha experimentado un descenso del 6,8%.

La reacción se debe a que el mercado de segunda mano le supone una parte sustancial de las ganancias. Los productos de segunda mano representaron el 28% de las ventas totales en GameStop y el 48% de beneficios brutos en el trimestre que terminó el 27 de octubre de 2012.

GameStop

EL ORIGEN DEL CONFLICTO

Uno de los rumores hablaba sobre la medida que utilizaría Microsoft en su próxima consola de sobremesa para acabar con el mercado de segunda mano, un sistema de compra-venta que no supone ganancia alguna para la compañía norteamericana, sino de la que únicamente se beneficia GameStop.

Así, todos los juegos basados en el formato físico poseerían un código de activación en línea de un sólo uso. Por este motivo, los discos no tendrán ninguna función más allá de los usuarios iniciales, lo que afectaría considerablemente a un mercado que es, para muchos, una gran alternativa al precio de los videojuegos.

Fuente: Computerandvideogames.

Adrián Mesa Gómez 07 | 02 | 2013