Un estudio sobre los videojuegos y su relación con los niños de la Unión Europea indica que los juegos pueden ser buenos para los niños porque incentivan la cooperación y creatividad.

Los responsables de esta publicación, el Comité de Mercado Interior y Protección del Consumidor del Parlamente Europeo, han manifestado que hallaron varios beneficios vinculados al uso de juegos y ningún vínculo con actitudes violentas.

El trabajo realizado por este importante organismo del Viejo Continente revela que los juegos estimulan el aprendizaje de hechos y habilidades como la creatividad, la cooperación, la reflexión estratégica y el sentido de innovación.

Toine Manders, miembro del parlamento holandés, declaró que los videojuegos son en la mayoría de los casos no peligrosos y pueden incluso contribuir al desarrollo de importantes habilidades.

Dentro de las conclusiones se solicita a los 27 países miembros de la Unión que adopten el sistema de clasificación por edades PEGI, pues el estudio considera que no todos los juegos son apropiados para los niños. No se niega que la violencia puede incitar conductas violentas, pero no encuentran mucha relación entre estos comportamientos y la utilización de los juegos.

Finalmente el estudio cree que es necesaria que los padres se involucren en la afición de los hijos por los videojuegos y aconsejan usar sistemas de control parental y sistemas para saber cuantas horas han jugado sus hijos.

Freddy 16 | 02 | 2009