Un jugador de eSports

El crecimiento de los eSports es imparable. Los deportes electrónicos se han consolidado como una realidad masiva en todo el planeta. Un fenómeno internacional que poco tiene que envidiar a los deportes tradicionales. En 2019, el sector de los eSports alcanzó los 1.100 millones de dólares de ingresos mundiales, con una audiencia de 453,8 millones de personas, según los datos de la consultora Newzoo. Este año, la audiencia total de deportes electrónicos alcanzará los 495 millones de espectadores en todo el mundo, de los cuales 223 millones serán personas que consumen este tipo de contenido más de una vez al mes, según las previsiones del año 2020 de la consultora especializada en gaming y deportes electrónicos.

A medida que los eSports aumentan en popularidad, naturalmente han llamado la atención de las casas de apuestas deportivas. El rápido crecimiento del sector, las grandes cantidades económicas que se mueven a su alrededor y los grandes acuerdos de patrocinio han acabado con el estigma que siempre ha existido sobre los videojuegos y los eSports, que han quedado prácticamente relegados a los libros de historia. Por este motivo, no es de extrañar que los deportes electrónicos sean una de las disciplinas más buscadas entre los aficionados a las apuestas deportivas en la actualidad. Un mercado de apuestas que está disponible en sitios como 888 apuestas deportivas, donde los seguidores de los deportes electrónicos pueden encontrar una amplia variedad de juegos a los que apostar.

El mercado global de apuestas de deportes electrónicos alcanzará los 17.200 millones de dólares a finales de 2020, según Wholesale Investor. Los deportes electrónicos están conquistando el mundo de las apuestas deportivas explorando la categoría de juegos competitivos, desde títulos profundamente tácticos como League of Legends o Dota hasta algunos más rápidos y llenos de acción como Call of Duty o Tom Clancy’s Rainbow Six: Siege. Juegos que cuentan con grandes eventos y grandes competiciones que mueven millonarias cantidades de dinero en las cuantías de sus premios. En 2019 se organizaron más de 4.000 torneos profesionales, que repartieron un total de 211 millones de dólares en premios, según los datos del portal Esports Earnings. Solo Fortnite, que irrumpió como eSports profesional durante el año pasado, organizó el torneo Fortnite World Cup con el premio más alto de la historia de los deportes electrónicos, 100 millones de dólares.

Todos estos elementos convierten a los eSports en el futuro de las apuestas online. Los tiempos están cambiando en el sector de las apuestas deportivas, ya que los operadores son conscientes que los deportes electrónicos superarán en audiencia a los grandes deportes tradicionales en los próximos años. Aunque en España todavía queda mucho camino por recorrer para alcanzar al gran público, las cifras de audiencia siguen creciendo cada mes. Esto abre una nueva era para las casas de apuestas que operan en el mercado español de juego, debido a que pueden ofrecer apuestas de eSports con las que los apostadores se diviertan con el mismo grado de emoción y con las mismas opciones de ganar respecto a cualquier otra modalidad deportiva, como puede ser el fútbol, el tenis o el baloncesto.

Carlos Sánchez 17 | 06 | 2020