El año 2011 ha tenido varios pesos pesados para la redacción de JuegosdB y para el resto de los jugadores. Muchos han sido los títulos que han luchado por alzarse con este honorífico e insignificante título, pero como hablamos de elecciones personales vamos con la mía. Pese a que varios han sido los juegos en terna dentro de mi consciencia… aún recuerdo las luchas a escuadra y cartabón entre Skyrim, Shadows of the Damned, Outland y Portal 2 dentro de mi cabeza. Pero el elegido es uno, el mejor juego del año, y posiblemente un título a recordar en las próximas décadas: con todos ustedes, Portal 2.

Solamente una empresa como Valve es capaz de innovar de tal manera en casi todos sus juegos, primero con una saga de la que es pecado referirse a ella en falso, Half-Life, pasando por la revolución online de Counter-Strike y Team Fortress para acabar en los dos Portal, juegos que rompen toda formación “pseudoacadémica” de los jugadores de este medio; que si horas de cinemáticas, que si hostiejas dignas de Van Damme… que sí, que esos están muy bien, como la representación cutre, sexual, decadente y fascinante de la cultura pop de este año que es Shadows of the Damned o incluso Warhammer 40.000: Space Marine. Pero Portal 2, señores y señoras, Portal 2 es otra historia.

Desde su concepción como posible juego de puzles, los más ingeniosos y brillantes desde que Alexey Pajitnov, cuidado con el nombre, hizo en Tetris. La reformulación del espacio y de los fluidos de procedencia nada clara de Portal 2 rompe con lo preestablecido hasta por el jugador que ya disfrutó del primer juego en The Orange Box. Como decimos, bajo el aspecto de rompecabezas ilimitado, Portal 2 nos ofrece, además, una historia brillante dentro de una narración que deja a los títulos de la actualidad en pañales, como lo hizo Half-Life 2 en su día. Esta narración ininterrumpida nos somete una y otra vez, aderezada por unos personajes y unos diálogos, simplemente, épicos.

Portal 2 2011

La presentación de Weathley, de Cave Johnson y de GLaDOS es perfecta, acompañantes susurrantes para los jugadores el resto de sus tiempos. Además, la conexión con el mundo del Doctor Freeman tiene dos funciones, dar cohesión a un universo único y demostrar la maestría de Valve. Y todo esto sin hablar de los manidos gráficos, tasa de frames y chorradas del estilo. Una última cosa más, simple y directa: ¡Jugadlo diantres!

LO MEJOR DE 2011 – ÍNDICE

Adrián Hernán 29 | 12 | 2011