Charley Cullen no había tocado un volante en su vida, sin embargo, cuando en un momento de vida o muerte tuvo que tomar el control de un coche, recordó lo aprendido en Grand Theft Auto V. El uso de las habilidades adquiridas gracias al sandbox de Rockstar salvaron su vida y la de su abuelo, que se había desmayado mientras conducía. Aunque no lo parezca, se aprenden muchas cosas jugando.

Charley Cullen héroe GTA V

Finn, de 79 años, y su nieto Charley Cullen, de 11, volvían a casa en coche cuando el abuelo se desmayó. En ese momento Charley mantuvo la sangre fría y agarró el volante mientras intentaba despertar a su abuelo. El hombre había soltado el volante pero su pie derecho seguía firme en el acelerador. Circulaban a una velocidad de 117 km/h.

Charley pudo conducir hasta salirse de la carretera principal y evitar un río. Al final, acabaron estrellándose contra una pared, y aunque Finn acabó con una fractura en el cráneo, las consecuencias habrían sido mucho peores si no hubiera sujetado ese volante.

“La única experiencia que tenía en esto era a través del juego Grand Theft Auto”, confesaba Charley en la radio.

¿Qué nos enseña esta noticia? Que todos aquellos niños que no han podido jugar a GTA V porque esperan el port para PC no serán capaces de ser pequeños héroes al volante en un futuro.

Fuente: The Mirror

Rocío González en 30 | 05 | 2014