Los nuevos procesadores Mountain Core GPU tienen como novedad la inclusión de los últimos procesadores de Intel con la GPU integrada y, además, la inclusión del novedoso modelo de USB 3.0.

Mountain ha presentado este ambicioso modelo buscando posicionarse en el mercado al ofrecer buenas especificaciones a precios razonables.

Las similitudes entre este Mountain Core GPU y el Advance i5 son notorias y la diferencia reside en que este modelo tiene una placa Asus con el chipset Intel H55, los USB 3.0 nativo y un procesador diferente. Además, posee 2 gigas de memoria DDR3 con un disco duro de 500 GB.

Quizá la única pega serían esos 2 GB de memoria RAM, cuando lo más normal es encontrar como mínimo 4 GB en los tiempos que corren, sin embargo, todas las especificaciones, como es lógico, son ampliables.

Otro detalle que de momento es un tanto inquietante es el no poder escoger una tarjeta gráfica dedicada, al menos no podemos hacerlo a través de Mountain, por lo que posiblemente haya que recurrir a otras vías.

En definitiva, el Mountain Core GPU es una apuesta ambiciosa de la marca española para tener un modelo básico para gente que no necesita una gran potencia. Los componentes son de última generación y eso da una amplia fiabilidad a quienes se animen a probar este nuevo modelo.

La caja del producto es de Antec Sonata Designer (color blanco) y podremos adquirirlo a un precio recomendado de 609 euros.

mountain core gpumountain core

María Sánchez Montes 19 | 01 | 2010