Por fin estamos a 16 de septiembre y mañana será el lanzamiento mundial del juego más esperado del año, incluso el más esperado de la actual generación de consolas. Rockstar pondrá mañana a la venta GTA V, el nuevo título de la saga Grand Theft Auto que llegará disponible para PS3 y Xbox 360. El título romperá moldes con tres protagonistas, Michael, Franklin y Trevor, siendo el usuario quien pueda decidir a quién controlar en cualquier momento. Además, ha trascendido que el mapa será el más grande jamás creado por la compañía, incluso mayor que Read Dead Redemption, GTA IV y GTA San Andreas juntos.

LOS SANTOS Y BLAINE COUNTY

Por ello, como mañana 17 de septiembre es el lanzamiento del título, no podían esperar más y acaban de completar la última actualización de la web. Desde hace varias semanas han ido mostrando algunos detalles de lo que ofrece Los Santos y Blaine County a las personas, a los usuarios en definitiva, y podemos apreciar los últimos cuatro rasgos que faltaban por ver.

El primero de los nuevos apartados ofrece tres lugares principales donde vivir. Desde una casa humilde en la ciudad, una mansión en las afueras o simplemente vivir en Blaine County de una forma más rural. Es en este lugar donde nos ofrecen un vídeo en el que venden desde palizas de moteros y tíos meando en mitad de la calle hasta un sitio donde poder disfrutar de la naturaleza, de sus hermosas vistas, hacer senderismo, ir a cazar, carreras de motocross, disfrutar de motos de agua…

El tercer aspecto que nos muestran los chicos de Rockstar es el de los cotilleos. Una ciudad como Los Santos, obviamente, tiene sus celebridades y un montón de paparazzis que les siguen buscando el más mínimo error para cebarse con ellos. Habrá distintas revistas como Pattle, Stars Talk o West Coast Classics que se encargarán de todo ello. La última parte es la más extraña de todas, ¡pues promueven los atracos!

La web está completa y podemos comenzar a pensar si nos interesa mudarnos a Los Santos. Grand Theft Auto vuelve mañana y lo hace con las pilas cargadas hasta arriba y una fuerza que da miedo de solo imaginarla.

Nacho Ros 16 | 09 | 2013