El lanzamiento de Call of Duty: Modern Warfare 3, la más que segura próxima entrega de la serie, podría cancelarse o cambiar de compañía, ya que Jason West y Vince Zampella, los dos fundadores de Infinity Ward, desarrolladora de los Modern Warfare, podrían quedarse con la propiedad intelectual si ganan la disputa legal contra Activision.

El “analista” de Wedbush, Michael Pachter, calma a los fans de Call of Duty Modern Warfare 1 y 2 asegurando que no hay una base legal para que pudiese ocurrir el traspaso de propiedad intelectual. “West y Zampella no tienen ninguna posibilidad de controlar la marca”, explica Pachter para IndustryGamers.

“En realidad, nunca han dicho que sean `dueños´ de la marca; sino que aseguraron que se les había garantizado control creativo sobre la marca bajo acuerdo de contratación. Son dos cosas totalmente diferentes. Su control creativo tenía la clara intención de ser efectivo sólo cuando era trabajadores, y el día en que termino su contrato, su control creativo finalizó”.

Daniel Cáceres 07 | 04 | 2011