La millonaria venta de Minecraft empieza a cumplir los caprichos de uno de los más beneficiados, Markus Persson, Notch, creador del título de crafting de Mojang. El creativo acaba de adquirir una mansión en Beverly Hills por la que ha pagado, nada más y nada menos, que 70 millones de dólares y que entre sus particularidades cuenta con un impresionante surtidor de caramelos. Eso sí, o Notch tiene muchos amigos o esa ingente cantidad de azúcar caducará y se convertirá en adorno.

Mansion de Notch de 70 millones de dólares

La casa cuenta con su propia sala de cine, tres televisores de 90 pulgadas, ocho habitaciones, quince baños, fuentes de agua controladas por iPad, ventanas automáticas y una vista panorámica de Los Ángeles desde la piscina para quitar el hipo… Y por supuesto, el simpático dispensador de dulces para el que le ha faltado tiempo para presumir en Twitter. Los románticos esperarían que el creador de un título como Minecraft hubiese montado su propia mansión bloque a bloque, ¿no? Sin embargo, lo más épico de la historia es que ha conseguido ganar la puja a Beyoncé y Jay Z… como ha señalado Cliff Bleszinski “#NerdsWin”.

El pasado mes de septiembre se hacía oficial la compra de Mojang por Microsoft por 2.500 millones de dólares, lo que incluía todos los derechos del videojuego Minecraft. Lo que no incluía el trato eran los servicios de Notch, que ha abandonado el estudio con su dinero bajo el brazo.

La única pregunta que queda en el aire al leer esta noticia es: ¿cuánto tardarán sus fans en recrear su mansión en Minecraft? Ponemos el cronómetro en marcha.

Rocío González en 19 | 12 | 2014