Ya está disponible para descargar el último DLC de L.A. Noire, titulado Un montón de hierba. Como ya sucedió con los contenidos adicionales anteriores, este DLC se puede adquirir por 320 Puntos Microsoft en Xbox Live y 3,99 euros en PlayStation Network. Por supuesto, también existe la posibilidad de hacerse con este extra descargable utilizando el Rockstar Pass, una única y cómoda compra que nos posibilita descargar todo el contenido adiconal de L.A. Noire lanzado hasta el momento.

CASO ABIERTO

La ciudad de Los Ángeles nunca descansa y sus criminales siguen buscando nuevas formas de lucrarse. Cole Phelps intenta, por todos los medios, hacer cumplir la ley, aunque las cosas no serán nada fáciles en este nuevo caso. Un montón de hierba nos presenta a nuestro protagonista en su paso por el Departamento de Antivicio de la ciudad californiana, con el bueno de Roy Earle como compañero (sin duda, uno de los personajes más interesantes del título, dada su corrupta personalidad).

Mientras Cole y Roy realizan un registro rutinario a un camello local, algo más grande parece estar cociéndose en L.A., con una mafia de distribución de marihuana queriendo sacar tajada de los problemas de adicción de media ciudad. Lo que comienza siendo un caso sencillo se terminará convirtiendo en una aventura digna de los mejores momentos de la producción de Rockstar y Team Bondi, que no son pocos. Acción, persecuciones e interrogatorios forman los ingredientes de este nuevo caso, que no defraudará a nadie.

Rockstar cierra con Un montón de hierba el ciclo de contenidos adicionales que inició en su momento con La Ciudad Desnuda y El Lapsus, primero únicamente disponibles para usuarios que hubieran reservado el título y posteriormente al alcance de cualquiera, bien de manera individual o bien mediante el Rockstar Pass. Los mencionados extras, junto con Galvanizados Nicholson y el que nos ocupa forman un cuadrado la mar de interesante para ampliar y terminar de completar la experiencia jugable ofrecida por Team Bondi y la gran R.

Los casos descargables se adaptan perfectamente a su condición de DLC y ofrecen más horas de juego a un título que, ya de por si, no necesita de muchos extras para alargar su duración. Aunque estos contenidos adicionales distan de la complejidad presentada por otros de Rockstar, como puede ser el fabuloso The Ballad of Gay Tony de GTA IV o Undead Nightmare de Red Dead Redemption, lo cierto es que los variados DLC de L.A. Noire se antojan imprescindibles para todo buen fan del título, más aún si tenemos en cuenta su correcto precio, acorde con la propuesta y su duración.

Resulta inevitable pensar en futuros casos extra o en otro tipo de DLC para el título que nos ocupa, aunque por el momento no se ha hecho ningún anuncio al respecto. Por el momento, L.A. Noire nos ofrece la experiencia necesaria para seguir consdirando al título, lanzado en mayo, como uno de los más interesantes del año, una demostración más de la madurez que tiene Rockstar como compañía, aunque en este caso la desarrolladora haya sido la australiana Team Bondi. Nada importa cuando tienes la sensación de estar jugando a ser el protagonista de una historia de cine negro, un género que para muchos usuarios puede ser desconocido, pero que todo gran cinéfilo lleva en el corazón.

Y es que el éxito de L.A. Noire, tanto a nivel de ventas como de crítica, no se debe únicamente a un sistema de captura de movimientos faciales abrumadora o a la posibilidad de recorrer la ciudad de Los Ángeles en pleno 1947; se debe también a la calidad argumental de la propuesta y a la reconocida intención de sus responsables de homenajear un género olvidado por el celuloide, algo que ya les funcionó de maravilla con el sobresaliente Red Dead Redemption. Con los casos extra se nos permite seguir descubriendo nuevas tramas y aumentar nuestra estancia en la urbe californiana. Un montón de hierba y el resto de DLC se conforman como imprescindibles para los amantes de L.A. Noire y de todo ese mundo “sandbox” de detectives que nos ha conquistado.

Antonio López 13 | 07 | 2011