PC con una ilustración sobre e-commerce

Pudiera parecer extraño en un principio que pensemos que los videojuegos se tienen que adaptar a la era digital, porque la primera reacción es asumir que los videojuegos son sinónimo de la modernidad. Para empezar, no diremos lo contrario, sí es una industria que está en el epicentro de todo lo que está sucediendo en este vertiginoso mundo en el que vivimos. Pero luego está el hecho de que existen otros protagonistas de esta época marcada por los constantes avances en la tecnología, y en el ámbito de los métodos de pagos van un paso adelante del resto. En este texto veremos cuáles industrias son las que van marcando la pauta en cuanto al procesamiento de retribuciones.

El E-Commerce

El E-Commerce es uno de los protagonistas de esta era digital, le permite a la gente comprar artículos directamente desde sus computadoras, smartphones, y tablets; sin necesidad de salir de casa o ir a una tienda. Por ejemplo, en los Estados Unidos el 96% de las personas compran en línea, y el 44% de esas ventas se van en ebooks, películas, y videojuegos. Pero esto no viene sin sus respectivos costos, dado que con el E-Commerce llegan los riesgos de invasión de la privacidad. Un 29% de las personas que compran en línea se preocupan por temas como el robo de identidad, el mal uso de sus datos personales, y el fraude electrónico.

Por esas razones los comercios electrónicos se han enfocado en elevar al máximo la seguridad de los procesos de pagos en sus sitios. Para el E-Commerce es de vital importancia que sus clientes se sientan cómodos al hacer sus compras en línea, la confianza es parte importante de su negocio y los videojuegos bien harían en adoptar esta visión en sus procesamientos de pagos. Opciones adicionales y complementarias a las tarjetas son vitales en este esquema; estamos hablando de las billeteras electrónicas o las tarjetas de prepago, a través de las cuales los clientes nunca comprometen sus datos financieros.

El sector de iGaming

La industria del iGaming es de las más adelantadas en cuanto a los métodos de pago y la variedad es el punto fuerte. Para empezar, está la facilidad para hacer depósitos y retiros a través de las más reconocidas tarjetas de crédito como MasterCard, Visa, y American Express. Este método es sencillo dado que la gran mayoría de los internautas ya está bastante familiarizada con él. Uno de los puntos fuertes de este método de pago es que las tarjetas gozan de una enorme reputación dentro del mundo de las fianzas, lo cual les convierte en opciones universales.

Luego están los métodos alternativos de depósito y retiro, los cuales son utilizados con maestría por distintas plataformas en línea como Skype, que en 2017 se asoció con PayPal para enviar dinero, casi con la misma facilidad con la que enviamos mensajes. Por otra parte, sitios como Betway Casino, aceptan billeteras electrónicas como Neteller, que permite a los usuarios hacer depósitos, retiros y transferencias al casino. Cabe destacar que son muchas las billeteras electrónicas que existen, entre las más populares se encuentra Skrill, que a su vez permite cargar fondos utilizando Bitcoin, BankSafe, Trustiv, entre otros, ofreciendo al usuario final una cantidad de opciones aún mayor.

De esto bien debe aprender la industria de los videojuegos, dado que siguen limitando a sus usuarios a PalPay y tarjetas de crédito y débito, pasando por alto las billeteras electrónicas. Estas tienen la ventaja de que como usuario de sus servicios se puede hacer pagos y retirar dinero sin revelar datos financieros al casino online, esto además de seguridad brinda bastante tranquilidad a quien hace la transacción. Por esta razón las e-wallets se han vuelto tan populares y son lo más vanguardista en cuanto a las transacciones online.

El turismo

Para cerrar el tema tenemos el caso de la industria del turismo, en donde los métodos alternativos de pago están teniendo un tremendo éxito. De hecho, es China la que está al mando de la modernidad dentro de este sector con su creciente uso de dispositivos móviles y la confianza de su población respecto a las compras online. De acuerdo con la plataforma china de retail aéreo, OpenJaw Technologies, en esta parte del mundo los dispositivos móviles son el futuro del turismo.

En China los usuarios de internet ya son más de 700 millones. De esa cantidad, el noventa por ciento accedió a través de sus teléfonos móviles e hizo compras con ellos, incluyendo las relacionadas con los viajes. El viajero chino está en constante búsqueda de un servicio personalizado, y el poder usar su método de pago favorito es clave dentro de su experiencia de compra. No sabemos si la industria del videojuego va a llegar a estos niveles pronto, pero algo se puede aprender de esto dado que en China basta con tener móvil para hacer pagos rápidos y seguros.

Como era de esperarse, los chinos usan su propia tecnología para hacer sus pagos y aquí es donde entra WeChat Pay, servicio que cuenta con casi ochocientos millones de usuarios y es el método de pago más popular en la región. Resulta curioso que los chinos estén más inclinados a aceptar métodos alternos de pago en comparación a los tradicionales como lo son los instrumentos financieros bancarios. Pero esto no quiere decir que no se usen, al contrario, están bastante presentes, pero el hecho es que los operadores de viajes se acomodan a lo que pidan sus clientes.

No queda duda, las tarjetas de crédito y débito siguen dominando el mercado de los pagos online alrededor del mundo, pero los métodos alternativos de pago han estado cobrando cada vez más relevancia, y en definitiva es algo que el mundo de los videojuegos debe tener en consideración. No solamente el mundo del gaming, cualquier industria debe ajustarse a los gustos y necesidades de sus clientes. Además de ayudar a la imagen ante el consumidor, el aceptar métodos de pago diversos permite hacer negocios en mercados diferentes, porque no basta solamente con atender el aspecto mercadológico de los negocios.

En síntesis, cualquier industria que quiera mantenerse vigente terminará recurriendo a los métodos de pago más actuales, a riesgo de quedar rezagada y en el olvido. El mundo de los videojuegos debe tomar nota de esto y ponerse manos a la obra.

Carlos Sánchez 19 | 07 | 2019