windows 7 phone series
Quizás no sean la solución definitiva, pero muchos, entre toda esta crisis económica, empiezan a ver un pequeño bote salvavidas en la industria de la telefonía móvil. Durante la pasada edición del Mobile World Congress, se rompió un record en cuanto al número de empresas que asistieron, un número que sin duda irá creciendo en los siguientes años, y que es un reflejo de el abrumador crecimiento de esta industria.

Algo muy destacable fue la presentación de la nueva tecnología de transferencia de datos que viene a quitarle el trono al 3g. Hablo de LTE, siglas para Long Term Evolution, una tecnología que es capaz de proporcionar al usuario velocidades de bajada de hasta 100 Mbps. Esto es un cambio que sin duda da una bocanada de aire fresco, ya que con el esperado crecimiento de las redes móviles, en un futuro las redes 3g ya no serán suficientes. Y en este mismo año veremos los primeros móviles capaces de utilizar esta innovadora tecnología.

Entre otras cosas, en este Mobile World Congress vimos algo que se esta volviendo esencial en todo smartphone, la integración con redes sociales. Un smartphone que no tenga posibilidad de acceder a redes sociales simplemente es algo inútil, ahora cualquier smartphone las debe integrar como si de la función de llamadas se tratará.

Y por último, fuimos testigos del último intento de Microsoft por entrar correctamente al carro de los teléfonos móviles con su Windows 7 Phone Series, un sistema operativo basado en Zune HD que promete cosas gigantescas, y no es para menos, Microsoft invirtió 1000 programadores en este proyecto, y el resultado no parece decepcionar, al menos hasta que aparezcan las primeras pruebas.

nokiamobile world congress

María Sánchez Montes 25 | 02 | 2010