Tal y como dice el titular. Fabricar un Samsung Galaxy S4 cuesta más que un iPhone 5. Y es que el terminal de la compañía surcoreana, llamado a ser el mejor móvil del mercado en la actualidad, tiene una pantalla más grande, de cinco pulgadas, y muchos más sensores que su predecesor y que sus rivales, entre otras cosas. La carcasa de plástico del terminal de Samsung es una de las pocas cosas que es más barata que la del de Apple, que usa otros materiales que, verdaderamente, le dan un acabado superior visualmente.

15% MÁS CARO QUE EL GALAXY S3 Y 17% MÁS QUE EL IPHONE 5

La razón principal de esta subida de precio en la fabricación son todas sus nuevas posibilidades y altas características. IHS iSuppli ha sido la empresa que ha realizado este estudio y tras ver los componentes de cada terminal ha llegado a concluir que cuesta unos 190 euros la fabricación del dispositivo de 16 GB, un 15% más que el S3 y un 17% más que el iPhone 5.

No es de extrañar que la fabricación de este terminal sea superior. Recordemos que dispone de un procesador de 4 núcleos a 1,9 GHz, 2 GB de RAM, una cámara trasera de 13 megapíxeles y una frontal de 2, así como que irá equipado con el último sistema operativo de Android: 4.2.2 Jelly Bean.

Fuente: The Wall Street Journal.

Nacho Ros 24 | 03 | 2013