heavy rain opinion
¿Recuerdas el E3 del 2006? A mí siempre me vendrá a la cabeza aquel trailer de Metal Gear Solid 4 que duraba un cuarto de hora. También es bastante probable que te acuerdes de la que Sony montó mostrando el mando definitivo de su nueva consola de sobremesa. Pero no quería referirme, en realidad, a nada de esto. Quantic Dreams nos enseñó lo que parecía una demo técnica para demostrar el potencial de PlayStation 3. Solo un vídeo con unos gráficos, modelados y realismo impresionantes. Una mujer en una especie de casting nos ofrecía su actuación, mostrando sentimientos como ira o alegría, y parecían estar muy logrados. Era parte de un juego completamente desconocido, escondido bajo el nombre de Heavy Rain. Su aparición fue algo confusa. ¿Es un juego? ¿Es una película? Casi cuatro años después, y ha llovido mucho desde entonces (tenía que meter esta frase como fuera), el juego se ha puesto a la venta por fin y su creador, David Cage, no se atrevería a incluirlo en el apartado de videojuegos.

Realmente no es nada fácil meter este título en esta categoría. Es algo así como una película, pero añadiéndole una mecánica realmente sencilla que decidirá el futuro de sus personajes: mediante distintas pulsaciones y combinaciones de botones (las llamadas QTE) tendremos que tomar decisiones y realizar acciones. Hay distintos tipos de QTE: simples pulsaciones, combinaciones entre ellas, algunas con tiempo máximo, con una determinada velocidad de ejecución, elección de pensamientos o frases que decir, etc. Lógicamente, también cuenta con exploración y podemos mover a nuestro personaje por el escenario, para llevarle a los objetos con los que queremos interaccionar. Pero a la hora de la verdad, no parece un juego. Es una gran experiencia.
heavy rain ps3heavy rain ingame
El título cuenta con cuatro personajes principales, los cuales iremos controlando de forma individual a lo largo del juego, y cuyas historias se irán cruzando en el transcurso del mismo, mientras intentamos adivinar cual es la identidad del asesino del origami. Un arquitecto con su feliz familia, un agente del FBI con unas gafas increíblemente molonas, un detective privado asmático y una periodista que opta al mejor culo hecho en un videojuego conforman los protagonistas con los que te irás identificando a medida que avanza la historia. Nada tienen que ver unos con otros, lo sé, pero este juego consigue sumergirte dentro de él, haciendo que muchas veces no tomes decisiones en base a lo que tú mismo piensas, sino replanteándote que haría él en dicha situación; aunque el que se encuentra en esas situaciones acabas siendo tú mismo.

¿Como consigue transmitir esas sensaciones? Mediante QTEs y detalles muy cuidados. Todo está meticulosamente pensado. Hay un montón de pequeños elementos que te irán acercando a cada personaje y su historia, como hacerle el nudo de la corbata a tu jefe, afeitarte u ofrecerle agua a tu invitado. Aunque creo que una de las cosas que más te liga a cada protagonista es saber que, si fallas y haces que muera, no habrá vuelta atrás. El juego continuará sin dicho personaje, cambiando la historia, tal vez drásticamente. No hay “continues”, no puedes volver a intentarlo y esto crea una mezcla de precaución y tensión en cada decisión que tomas. Hay veces que el juego te lleva a unos límites en los que debes dejar atrás esa precaución y arriesgar.
heavy rain gameplay
Ten cuidado, ya sabes que lo que está hecho, hecho está. A eso hay que sumarle que mientras más complicadas se pongan las circunstancias para nuestro personaje, más difícil nos pondrá el juego tomar nuestras propias decisiones, para transmitirnos ese nerviosismo. Por ejemplo, seleccionar los pensamientos del individuo será una tarea más complicada, mostrándose borrosos y parpadeantes, lo que consigue que elijas opciones que no querías o te cueste seleccionar la deseada. A medida que la trama avanza, tus decisiones se van complicando y te enfrentarás a mayores dilemas. Hay un par de escenas que realmente te llevarán a sentirte arrepentido, triste o con ganas de venganza, y te dará la sensación de estar viendo algo más que un simple videojuego en la pantalla.

Este sistema de decisiones que cambian tu historia es magnífico. La mejor parte de esto es intercambiar finales con otras personas que ya se lo han pasado, y comparar como vuestras elecciones, aciertos y fallos os han llevado por caminos distintos en la mayoría de los casos. Estas mismas determinaciones que tomas en el juego te pueden llevar incluso a sospechar de quien no deberías, o a descubrir quien está detrás de los asesinatos, lo que te dejará con la intriga de quién es realmente el asesino hasta el final.

Puede parecer por lo que he contado que con cualquier decisión que tomemos, con cualquier camino que escojamos, cambiará el rumbo de nuestra historia. Nada más lejos de la realidad. El juego cuenta con unos hechos básicos que deben ocurrir para la construcción del argumento así que, a veces, puede que quieras tomar una decisión en concreto, pero la historia avanzará en una dirección sin que puedas hacer nada. En otros momentos, te quedarás con la duda de “¿y que hubiera pasado sí…?”, cosa que puedes resolver rejugando los capítulos, pero que yo no recomiendo. Lo hice, y ahora me arrepiento. El propio David Cage dijo que le gustaría que nos limitáramos a jugarlo una vez, lo que nos daría una experiencia única. Pasarnos el juego de nuevo puede desvelarnos como en algunas situaciones, hagamos lo que hagamos, la consecuencia, más tarde o más temprano, acabará siendo la misma. Es cierto que si solo lo juegas una vez te quedarás con la intriga que mencionaba antes, o que no sientas que has amortizado lo que has pagado por él en la tienda o que quieras sacar todos los trofeos. Esta es otra elección que deberás tomar, yo te cuento mi experiencia.
heavy rain
Otro punto de conflicto es el hecho de que el juego se apoye en gran medida en su historia, que dependa tanto de su argumento y su guión. Puede hacer que dejes el resto de sus virtudes en un segundo plano, y que te centres solo en su trama. Si esta no te engancha, su desenlace no está al nivel de lo que esperabas, o sus giros argumentales te parecen cogidos con pinzas, puede que te decepcione en parte. Vamos, como en las películas de intriga. A mí en concreto, algunos giros me parecieron forzados, pero el argumento en general me pareció bastante aceptable. No obstante, es cierto que las historias de los propios protagonistas tienen algunas lagunas, que quizás aprovechen para contar en sucesivos capítulos descargables.

Para terminar, no quiero que vayas corriendo a la tienda a por él ahora mismo si aún no lo tienes, pero sí que podrías comprarlo cuando baje de precio, alquilarlo, pedírselo a un amigo, jugarlo en casa de un colega, cambiar tu 360 por la PS3 del vecino unos días. En definitiva, dale una oportunidad, que se la merece. Heavy Rain es una gran experiencia que te puede gustar, te puede encantar, lo puedes odiar, puedes despotricar sobre él, te puede dejar indiferente, su historia te puede agradar más o menos, pero para saberlo, debes probarlo.

Mario Beltrán 12 | 04 | 2010