La gente de Mision Tokyo nos trae una vez más un interesante artículo sobre la censura en el manga, y es que parece que en Tokyo comenzará a aplicarse la temida ley 156 promovida por el gobernador de Tokyo Shintaro Ishihara. Dicha ley permite clasificar como material para adultos mangas, videojuegos, animes… teniéndolos que marcar con una etiqueta de +18 y vendiéndolos en sitios especializados.

Son muchos los mangas que se verán afectados como Okusama ga shogakusei de Seiji Matsuyama, Koibito 8gou de Makoto Ojirou o Hanahiyori de Q-tarou Hanamizawa, los cuales contienen escenas de alto contenido erótico y sexual con escenas de violaciones e incestos. Para más información no dudes en visitar el artículo completo.

LOS MANGAS PROHIBIDOS DE ISHIHARA

Victor Monfort 28 | 05 | 2011