El mundo de los videojuegos genera controversia en multitud de ámbitos, muchas veces a causa de polémicos comentarios sobre el carácter de los mismos. Esto mismo ha sucedido con Colleen Lachowicz en EEUU, una trabajadora social de 48 años aspirante demócrata al senado con una afición por los videojuegos que le puede acarrear algún que otro disgusto, sobre todo porque no se limita a ejercer dicha afición tan sólo en su tiempo libre, si no que alude a su afición por los videojuegos en sus artículos.

LA ORCO SANTIAGA ATACA DE NUEVO


Mientras que todos la conocen como Colleen, en el universo WoW es Santiaga, una pícara Orco de nivel 68 con gran predilección por la violencia desmedida. Esto ha desatado la ira de los conservadores del estado de Maine, que han criticado de lo lindo a Collen en http://www.colleensworld.com, blog republicano realizado en aras de criticar duramente su conducta para “alertar al pueblo” ante tales aberraciones.

En dicho portal se recogen declaraciones de Collen vertidas en distintos medios generalistas de vertiente progresista, tales como “Soy una pícara orco nivel 68. Eso quiere decir que apuñalo cosas… muchas cosas. ¿Quién hubiera creído que a una encantadora trabajadora social le gustaría esto? o “Ahora, si me disculpáis, tengo que ir a la caza de Grover Norquist – conocido activista conservador- para ahogarlo en mi bañera”. Estos comentarios están siendo utilizados para atacar la imagen de la aspirante al senado y, por extensión, mermar la capacidad de reacción del partido Demócrata que aspira a gobernar en Maine.

Por si esto fuera poco, los conservadores vuelven a tachar el “jugar a videojuegos” como una conducta “irresponsable e infantil”, haciendo gala del contacto que tienen algunos señores entrados ya en años con lo que se cuece en este sector cultural a nivel internacional.

Sergio Melero 16 | 10 | 2012