La comedia sueca Kung Fury ya se ha estrenado en la red. Este descabellado cortometraje lleno de acción, artes marciales, recreativas diabólicas, dinosaurios, dioses nórdicos, vikingas y nazis se postula a ser uno de los mejores cortos del año, como poco.
Kung Fury hackeando el pasado
Fuente de la imagen | Página oficial de Kung Fury

El filme de 31 minutos está escrito, dirigido y protagonizado por David Sandberg y es toda una oda a los años 80 y las películas de acción de la época, a todas ellas metidas en una batidora. Kung Fury se financió a través de Kickstarter (2014), con una recaudación de 630.019 dólares, y desde la noche del 28 de mayo se puede ver con subtítulos en castellano

El resultado es media hora desternillante de auténtica locura audiovisual que hace justicia a su primer tráiler como pocas producciones hoy en día.

Kung Fury nos presenta a un policía de Miami que tras ser impactado por un rayo y mordido por una cobra al mismo tiempo, se convirtió en el mayor maestro de Kung Fu del mundo, con poderes que escapan a la razón. En la película, tendrá que enfrentarse a una máquina recreativa descontrolada, viajes en el tiempo fallidos, dinosaurios y hasta con Hitler, que a pesar de todo lo anterior, es el gran villano del filme.

Como guiño a los gamer, Hackerman utiliza el fallido periférico Power Glove de Nintendo (en nuestra lista de periféricos extravagantes) para hackear el tiempo y enviar al pasado a Kung Fury.

Rocío González en 29 | 05 | 2015