En Kung Fu Panda conoceremos a Po, un panda que trabaja bajo el mando de su padre en una tienda de fideos y que sueña con convertirse en un maestro del kung Fu; sueño que nadie cree que podrá alcanzar. Pero, un día, Po es elegido guerrero dragón por un maestro de Kung Fu y desde ese momento deberá aprender los cinco estilos de lucha animal y enfrentarse al temible Tai Lung, un leopardo que se encuentra prófugo. Es en este punto donde comienza la aventura al lado de Po, tanto en la película como en el juego.

El desarrollo de este juego es interesante pues Po irá aprendiendo progresivamente las técnicas por lo que es progresivo también el avance del jugador, por ello, este no es un juego de combates sino de exploración con mucha acción. Este detalle también hace que este juego no sea monótono pues Po irá aprendiendo habilidades que serán siempre novedosas para el jugador. Como Po empezaremos simplemente dando saltos y poco a poco lograremos rebotar en paredes, lanzar objetos, golpear de manera efectiva y hasta convertirnos en bola para desplazarnos más rápido.

Los puzles dentro del juego no serán fáciles y muchos requerirán de nuestra concentración más allá de un buen estilo de combate. En la versión para la portátil de Nintendo, la jugabilidad es básica, deberemos usar la cruceta para movilizarnos y la pantalla táctil para direccionar los golpes de Po, en este aspecto, el trazado de Stylus ha sido mejorado significativamente en el juego, por ejemplo, si marcamos un trazo diagonal, Po se lanzará atacando en diagonal con casi nada de variantes en relación al trazado.

La versión en inglés permite tener en las voces de los personajes a los actores que pusieron la voz en la película, por ejemplo, escuchar a Jack Black como Po y, aunque la versión en español esta traducida, la sincronización es buena y las voces divertidas.

María Sánchez Montes 08 | 07 | 2008