El 10 de octubre tuvo lanzamiento el juego musical Korg DS-10 para Nintendo DS. Desarrollado por Cavia Inc., este juego intentará llevar lo mejor del sintetizador Korg MS- 10 a la consola portátil de Nintendo.

Habrá que tener conocimientos en música para disfrutar por completo de este juego. La interfaz gráfica se presenta monocromática, muy intuitiva y funcional. El menú será manejado con el Stylus y solamente en una de las pantallas táctiles.

Para componer las melodías se dispondrá de 2 sintetizadores analógicos. Para las bases habrá un módulo de percusión. La herramienta para la programación, control y composición ser el secuenciador de 6 pistas. También tendremos a nuestra disposición un mezclador multipistas, con el que se regulará el volumen de los sintetizadores y los cuatro canales de modulo de percusión.

El proceso de efectos digitales lo podremos controlar tiempo real con un multi efectos parecido al Kaoss Pad de Korg. También será posible unir las consolas conectadas inalámbricamente, con esto no existirá limites en las opciones de interpretación musical.

Los sonidos podrán tener efectos personalizados, además, podremos cambiar el BPM o el tempo e incluir notas con la ayuda del teclado o secuenciador. En este paso habrá que grabar y definir la precisión de las notas, la intensidad, la duración y el volumen.

Pero con el Kaoss Fx se podrá realizar todo esto de manera muy práctica e improvisada, para lograr efectos dinámicos. Para personalizar los cuatro sonidos y lograr una buena definición del patrón de batería se usará la opción de grabar compás a compás.

Para componer existirán patrones de hasta cuatro compases, con ello se podrá guardar 16 distintos, copiarlos para sus modificaciones y guardarlos nuevamente. Las 18 composiciones o archivos llegarán a tener hasta 100 compases. Con lo altavoces del DS no se logrará escuchar un buen sonido, por eso es recomendable usar auriculares u otro tipo de extensiones.

Ojalá que el Korg DS-10, le sea útil a los compositores musicales de estos tiempos. Ahora ellos se darán cuenta de la gran tarea que tenían los productores de anteriores décadas para componer un tema con esta herramienta tan básica. Solo será necesario una gran imaginación y un desarrollado sentido de la musical para entretenerse con este sintetizador que ha dado otro gran paso en su historia, al llegar al mundo de las consolas.

María Sánchez Montes 28 | 10 | 2008