Microsoft no ha confirmado el precio de Kinect (Xbox One) si compramos el periférico por separado, pero si hemos de dar por cierta la palabra de uno de sus representantes, el cachivache podría costar 150 euros.

Los bundle están hechos para ahorrar, por eso no es descabellado que si Xbox One sin Kinect cuesta 100 euros menos, que el cacharro por separado valga algo más que eso. Eso sí, se desconoce si Kinect vendrá acompañado de algún juego, y de ahí el aumento de precio tan considerable.

Kinect podría valer 150 euros fuera del bundle de Xbox One

Según André Cardoso, director de negocio de Xbox en Portugal, Kinect para Xbox One estará sobre los 150 euros. Así lo ha asegurado a las cadenas de distribución minoristas, aunque por el momento no hay confirmación oficial por parte de Microsoft.

La consola básica sin Kinect ya está disponible en las tiendas, a un precio que equipara el de lanzamiento de PlayStation 4, y con el que estas navidades será muy interesante la lucha por la hegemonía next-gen.

Rocío González en 01 | 07 | 2014