Un hacker consigue que Kinect (Xbox 360) funcione en PlayStation 3, creando así la primera paradoja sin mandos. Según informa PSGroove, el hacker Shantanu Goel ha lanzado un vídeo en el que podemos ver cómo accede a su perfil de PS3, inicia una partida a Killzone 3 (PS3) y lo controla mediante movimientos manuales gracias al periférico de Microsoft.

Goel admite que el proyecto le ha exigido mucho trabajo. Por el momento, la curiosa aplicación está en fase pre-alfa y funciona mejor si el usuario está sentado que si se encuentra de pie. El hacker ha compartido el código con el resto de la comunidad para que ésta le ayude a mejorarlo.

Kinect se ha convertido en un periférico multifuncional gracias al hackeo positivo. Sin ir más lejos, la semana pasada se descubrió que el hospital de Toronto utiliza el aparato para manipular imágenes durante procedimientos quirúrgicos, ahorrando a los médicos una hora de operación.

Daniel Cáceres 21 | 03 | 2011