Microsoft está adquiriendo Canesta, una compañía que desarrolla chips que permiten interacciones más naturales con máquinas; se trata de una tecnología avenida al objetivo de Microsoft de crear interfaces intuitivas. Por lo tanto, es muy posible que la compra de Canesta sirva para ampliar las posibilidades de Kinect, e incluso para tenerlo todo previsto para un hipotético Kinect 2.

La adquisición finalizará antes de acabar el año. Como parte del acuerdo, Microsoft conseguirá los productos, tecnología, propiedad intelectual, contratos de clientes y otros recursos de Canesta. Según la página web de la compañía, Hitachi y Honda son dos de los clientes habituales de Canesta.

La compañía californiana tiene 44 patentes y muchas más pendientes de aprobación. La primera aplicación de su tecnología es la proyección de un teclado que puede utilizarse en móviles. ¿Os imagináis que Xbox 360 tuviese un teclado virtual con el que poder chatear con los amigos sin problemas de espacio o movilidad?

Daniel Cáceres 03 | 11 | 2010