Si eres el propietario de una consola PS3, entonces estás a un paso de disfrutar del que sin duda será uno de los juego de acción en primera persona más importantes del 2009.

Durante estos últimos años cuando se anunciaba la salida de un nuevo trailer, material gráfico o nuevos detalles de Killzone 2 acudíamos a los medios para conocer que forma iba tomando la secuela de aquel FPS que nos dejo un grato sabor. Guerrilla Games tuvo con esa obra algo de que jactarse pues su producción mostraba cosas interesantes pero había la sensación que había rasgos de timidez que para nuestra fortuna quedaron en aquel disco que lo contenía.

Algunas desarrolladoras no han encontrado en la plataforma de Sony al compañero ideal para que muestre su trabajo y eso lamentablemente origina la llegada de un juego más de este u otro género que no será difícil olvidar. Los creadores de este shooter no temblaron en ningún momento y continuaron con esos planes que se empezaron a tejer cuando la primera entrega estaba en manos de los jugadores y estos le expresaron su apoyo.

En el 2005 se mostró un trailer que nos hizo recordar a las producciones de Hollywood que tienen segundas partes vacías y a veces tan dependientes que acaban sepultadas bajo una incesante avalancha de críticas.

Tal vez desde ahora no debamos darle mucha importancia a las primeras muestras porque puede suceder que con nuestros pocos amables, y apurados, comentarios destruyamos un trabajo que estaba destinado a convertirse en una de las posesiones más apreciadas de nuestros años como jugadores.

El estudio holandés ya había demostrado que sobre las mesas de sus oficinas se posaban las creaciones de unos artistas magníficos que no podían contener sus deseos de crecer. El juego que enfrenta a los ISA y Helghast debía evolucionar como sus creadores y al probarlo hemos sentido que hemos crecido con el.

Todas las divisiones de Sony comparten la misma visión y la encargada del entretenimiento interactivo ha demostrado que la tiene bien clara. Un buen grupo de críticos y jugadores resaltaron en reiteradas veces las deficiencias del primer Killzone como pretendiendo acabar con esa furia que caracteriza a los enemigos del juegos.

Debemos admitir que la línea que separaba al título de bueno a regular era bastante delgada y por lo tanto no se le podía reclamar nada a quienes llenaban los foros o sus páginas de críticas enfebrecidas. Esto en vez de exterminar la fe que los creadores de la PS3 tenían en esta producción la fortaleció, y una muestra de ello fue la llegada de la franquicia a la portátil PSP.

El argumento podía dar más y en Holanda se comenzó a debatir cuales eran aquellos defectos que no le dejaban su guerrero comportarse como ellos habían planeado desde que surgió la primera idea. Existía un buen apartado visual y una historia no muy novedosa pero sólida, pero estos elementos convivían con un apartado jugable frágil y una inteligencia artificial de los enemigos poco convincente.

Títulos como Gears of War, Call of Duty, Halo o Bioshock son grandes porque nos fallaron en estos aspectos de tanta importante en la actualidad, y para nadie es novedad que son componentes necesarios para que la rueda del entretenimiento no deje girar y si lo hace que se de por unos brevísimos e indetectables segundos.

Esperamos por mucho por esta batalla y nuestra emoción de participar en ella creció cuando nos enteramos que Jan Templar era comandantes de ISA, que Rico sería compañero nuestro nuevamente y que asumiríamos un nuevo reto controlando a Sevchenko.

Los Helghast dirigidos por su carimastico líder Scolar Visari sienten que esta es la hora de atacar y demostrarles a sus adversarios que si se lo proponen pueden convertir a su propio planeta en un infierno con tal de curar en algo su rabia viéndooslos en el suelo implorando perdón en los últimos segundos de sus existencias.

JUGABILIDAD


En el juego se usará un sistema de coberturas bastante flexible y le dan un buen lugar a las decisiones del jugador.

Casi siempre nos sentiremos en un shooter táctico aderezado de situaciones frenéticas con ataques a gran escala y algunas fases donde se conducirá tanques, mechas y otros vehículos. Controlando las armas más poderosas nos escapamos un rato de la tensión de una forma espectacular, pues iremos acabando con cuanto enemigo se nos presente teniendo de nuestro lado un armamento monstruoso.

Con el sistema de cobertura adaptado a la perspectiva en primera persona nos protegeremos del fuego utilizando las paredes y objetos, pero que a la vez nos permite movernos por toda la posición para poder acercarnos a un borde para observar y disparar cuando los necesitemos. Para ir superando los frentes de combate se deberá utilizar necesariamente tácticas de cobertura y ataque.

En algunas ocasiones lo más recomendable será retroceder para hallar una posición con coberturas más seguras, mientras que en otras se provocará una explosión para atacar raudamente a los soldados rivales. La cantidad de adversarios nos hará elegir que tipo de ataque utilizaremos.

La inteligencia artificial de nuestros compañeros no es la más idónea y eso obviamente nos causará grandes problemas. El comportamiento de los acompañantes de Sev es en muchas ocasiones arriesgado y en algunas ocasiones nuestras propias armas podrán herirlos porque por ejemplo se dirigen a una zona en la que acabamos de lanzar una granada. Habrá posibilidad de restaurar su energía utilizando un ítem.

La IA del los Helghast es todo lo contrario, sorprendiéndonos en incontables veces con sus ataques tácticos, excelente puntería y fantástico uso de las estructuras para cubrirse. Cuando se queden sin armas recurrirán a las confrontaciones cuerpo a cuerpo.

Los combates serán intensos y complicados porque la facción contrario se comportará de distinta manera, una característica que sin duda apoya a la rejugabilidad de un título poseedor de un modo campaña que dura entre 9 y horas. A pesar que es un juego lineal tendremos bastante libertad para movernos por diferentes frentes.

Si en algún momento no se sabe por donde seguir se podrá recurrir a un botón de la cruceta que nos marcará el camino. Existirán enfrentamientos con numerosos soldados, con grupos pequeños, enemigos de distintos niveles de altura, y en todos ellos debemos de tener cuidado en sus posiciones porque nos podrían sorprender en cualquier momento.

Se han implementado cuatro modos distintos para la configuración de controles. El movimiento y el apuntado es gradual y bastante suave, y además se usará la función del sensor de movimiento del sixaxis para escenas cortas en las que se debe colocar explosivos o abrir compuertas.

En todo momento dispondremos de dos armas que podremos intercambiar, pero además se podrá recoger las armas de ambas facciones. Una inclusión acertadísima es la de los jefes finales los cuales podrá ser Helghast pesados o ATAC por neutralizar. Para vencerlos se tendrá una mecánica precisa, algo que lastimosamente le quita intensidad al enfrentamiento.

El modo campaña tiene diez niveles con muchos check-points que nos serán de gran ayuda porque durante el inicio y la fase final se morirá en reiteradas ocasiones. Hay tres niveles de dificultada accesibles desde el inicio y una denominado Elite que se desbloqueará cuando acabemos, y también trofeos con varios objetivos.

Otro de los modos es Escaramuza, y en el se pueden incluir hasta 15 bots para partidas en distintos escenarios. Se podrán crear partidas con diferentes modos juego que nos ofrecerá nuevos objetivos, y la posibilidad de configurar el armamento de nuestro soldado y su profesión. En el modo off-line estarán disponibles 8 mapas, y las mismas modalidades para el multijugador.

El multijugador de Killzone 2 lleva se llama Zona de Guerra y en el podrán participar hasta 32 jugadores que podrán cambiar sus objetivos y mecánica de juego. La labor en equipo será muy importante aquí y sin duda la comunicación por voz nos será de gran ayuda. Las clases de soldados son las mismas que en Escaramuza, estas son muy personalizables, y se podrá obtener más habilidades especiales. La partida se podrá configurar como el jefe de grupo decida, con armas especificas y hasta premiando la puntería.

Los modos del multiplayer son Asesinato -el objetivo es matar al líder-, Bodycount -matchmaking por equipos-, capturar y mantener -capturar puntos en el mapa y mantenerlos por un tiempo específico o hasta que se consiga el puntaje máximo-, Buscar y destruir- uno de los equipos debe defender dos objetivos y otro los debe eliminar usando C4 -y Buscar y proteger -los equipos deben llevar a un punto concreto un objetivo-.

GRÁFICOS

Las imágenes o trailers más recientes no nos engañaron, Killzone 2 es una delicia visual que supo de que lados de la PS3 debía sujetarse, para de paso hacerle una demostración a otros juegos de los niveles a los que se puede llevar esta consola.

Por este trabajo Guerrilla Games ya pueden mirar de frente a esos shooters en primera o tercera persona llegados de territorios más avanzados tecnológicamente o creados bajo el sello de una emblemática empresa del género. El amigo de la incomprendida consola de Sony por fin ha llegado, y esperemos que en este año vengan más, y luce fantástico.

Sin temor podemos decir que estamos ante el título con mejor apartado gráfico y técnico de la next-gen. Deseábamos y nos hablaron de un estupendo avance, pero lo que hallamos en esta producción ha superado sin ninguna duda nuestras expectativas.

Con tanta espectacularidad a nuestro alrededor nuestro acceso a la trama será inmediato.

Un motor gráfico a toda potencia nos provee de unos acabados fascinantes desde donde se desprende un brillo inacabable. De un momento a otro recibiremos ante nuestras atónitas miradas texturas, efectos y partículas que parecen acariciar la pantalla en cada escena.

Así juguemos con 12 personajes los 33 fps se mantienen en pie y sin expresar dejadez en ningún momento. Las expresiones faciales de Sev y compañía se podrán ver en todo su esplendor cuando salgan las escenas que no irán explicando la trama. Todas estas ocurren con el motor del juego en tiempo real y serán las cut-scenes finales las encargas de mostrarnos lo más cercado a la perfección.

Cuando vemos la cinemática inicial sabremos que controlaremos y enfrentaremos a personajes altamente detallados. Los uniformes poseen una calidad sensacional y contienen varios elementos, el modelado facial es estupendo y las texturas que conforman las armaduras o trajes son varias y contribuyen para el realismo.

La carga poligonal de los escenarios es increíble en cada una de las partes que los conforman incluso en aquellos elementos que solo figuran para la ambientación. A pesar que algunos presenten una carga altísima tiene una estructura principal destructible. Durante nuestro recorrido hallaremos puentes, terrazas y una infinidad de estructuras que se destruirán casi en su totalidad.

La personalidad de Helghan la conoceremos cuando en las fases nos toque visitar sus zonas mineras abandonadas, palacios o zonas urbanas. Las condiciones ambientales tan adversas del planeta han provocado que los Helghast se hayan convertido en estos seres tan fuertes que debemos ir exterminando.

Tormentas y vientos terribles aparecerán en ciudades o zonas montañosas con la misma intensidad, y son estos últimos los que generan el movimiento constante de tierra y polvo que irán en contra de nuestra visión. Durante los ataques nocturnos en las zonas urbanas prevalecerán los tonos oscuros grisáceos, mientras que las confrontaciones diurnas habrá un tono rojizo.

Habrá instantes en los que se echarán de menos un cielo azul o una atmosfera calmada, pero de hecho estos elementos irían en contra de la naturaleza del juego.

Los entornos en general tienen unas texturas sensacionales. También existen elementos con una marcada sencillez, pero estos no opacan en ningún instante el acabado de las paredes, suelos, escaleras, objetos interactivos y demás objetos. Un detalle que no se puede dejar de resaltar tampoco es la gran variedad de mapeados que existirá.

Las texturas mantienen su calidad hasta en los momentos en que se utiliza el sistema coberturas y tengamos a los elementos que nos resguardarán muy de cerca. Contaremos con una gran variedad de armas en la que estará incluida un arma con la clave de poder de los Helghast la cual indudablemente será de gran ayuda en determinadas fases.

Las animaciones de recarga son insuperables, el modelado de brazos y manos de Sev es estupendo.

Uno de los elementos que le da fortaleza a este apartado es la iluminación. Su eso es adecuado en los ojos de los mutantes, en las señales de luz de los trajes de los ISA o el resplandor del disparo de un arma.

Aunque notamos un leve fallo en las sombras proyectadas sobre los elementos por parte de los personajes ya que estas no se presentan en todo momento, en general la labor del engine de iluminación es más que satisfactoria. La multitud de efectos es otra característica que le da robustez al apartado visual.

La gestión de partículas para elementos como la chispa o polvo es increíble, y los efectos post-procesados aumentan el realismo. La suciedad o devastación que lucirán algunos objetos sobre el escenario gracias a un filtro granulado hace que el juego este por ahora fuera del alcance de sus contrincantes en este consola.

La animaciones son magnificas cuando debemos saltar, correr o realizar otro movimiento. Una herramienta más que engrandece este título es el motor de colisiones aplicado a los cuerpos que hará posible ver cuerpos con reacciones naturales ante los disparos de diferentes distancias, direcciones y potencias.

Sin la presencia de este motor y el físico no podríamos ver cómo un personaje cae cuando es herido en una de sus extremidades inferiores y cómo luego luchará hasta que sus últimas fuerzas se lo permitan. También nos percataremos cómo las explosiones le generan daño a los cuerpos de forma realista y como la onda afectará a los elementos que componen el entorno.

El apartado presenta fallos en la posición de la cámara ya que veremos a los miembros de nuestro equipo como si estos nos llevarán una ventaja 10 o 15 cms., lo que nos obligará a mirar un poco para arriba si queremos verles las caras.

También hemos notado que los personajes no proyectan sombras en algunas ocasiones que si se debería apreciar el efecto, que el agua está muy bien diseñada pero no es interactiva y que no todos los escenarios son destruibles frente a los impactos. Ninguno error afecta la jugabilidad y algunos están justificados.

APARTADO SONORO

Los efectos de sonido son de lo mejor y nos bastará estar jugando unos minutos para darnos cuenta. Todo se oye perfecto comenzando por el sonido del ambiente hasta llegar a las explosiones y las pisadas.

Durante el juego diferenciaremos los disparos y gracias a los efectos de ruidos conoceremos su procedencia y distancia. Los usuarios que tengan un sistema de sonido 7.1 se quedarán asombrados con el nivel que han alcanzado los miembros de Guerrilla Games encargados de este componente del título.

Killzone 2 está doblado al castellano por ello su inmersión en el será fabulosa desde que comencemos nuestra partida. La interpretación es excelente como ya es habitual en las producciones de Sony.

Los responsables del doblaje han sido los miembros del estudio Pink Noise en Madrid y en elenco de actores sobresalen Luis Bajo -habitual doblador de Russell Crow- quien interpreto a Sev y Miguel Ayones –series Lost, House o Prison Break- como Visari. La traducción esta compuesta por 100 mil líneas de las cuales sólo 60 mil aparecerá en el guión.

La banda sonora supera ampliamente al de la primera entrega, que de por si era excelente, con melodías épicas que nos hacen experimentar unas sensaciones espectaculares mientras estamos jugando.

La música instrumental logra una compenetración fascinante con las escenas que se irán desarrollando. El tema central no presenta muchos cambios, se han incluido más coros y situaciones cumbre en determinados momentos y ritmos que buscan expresar la violencia y brutalidad del enfrentamiento que se viene desatando.

LO MEJOR DE KILLZONE 2

Un apartado técnico impresionante que será difícil de superar en PS3. Un argumento envolvente con un gran final. Desde la primera vez que lo juguemos nos dejará una grata sensación. El multiplayer tiene varias opciones y es divertido.

También debemos destacar la inteligencia artificial del enemigo, las variadas situaciones, las físicas y el diseño de niveles.

LO PEOR DE KILLZONE 2

Compañeros de equipo con una inteligencia artificial algo desajustada, la falta de modo cooperativo y un modo de campaña de duración corta.

CONCLUSIÓN


Killzone 2 es un shooter necesario para marcar un hito en los juegos actuales. En un futuro, estamos seguros que, sin animos de exagerar, podremos contar a Killzone 2 entre los íconos que marcaron los juegos de videoconsolas en esta generación. Ya que, la obra de Guerrilla Games es una maravilla visual poseedora de una gran jugabilidad y excelentes apartados.

Nuestros enemigos nos ofrecerán una experiencia diferente y mejor cada vez que lo juguemos, como si en la anterior partida hubieran examinado nuestros movimientos. Sus formas de actuar nos pondrán en aprietos en varias ocasiones y si nuestra habilidad lo permite, seremos nosotros los poseedores de armas para hacerlos retroceder y alimentar nuestra adrenalina.

Guerrilla Games se ha consagrado con este FPS altamente recomendable para todos los aficionados del género shooter y, por qué no, también para aquellos que sólo quieran experimentar un juego que es en gráficos, jugabilidad, musicalización y tecnología, totalmente notable.

Freddy 11 | 03 | 2009