ken levine
El director de BioShock Infinite, Ken Levine, no ve adecuado que los directores de cine se involucren en el desarrollo de videojuegos, y utiliza como ejemplo la recién revelada colaboración de Guillermo del Toro con THQ. “Creo que nunca ha hecho un videojuego. Quizás es un genio con estas cosas. pero los juegos son muy, muy difíciles de hacer bien”, apunta Levine para Develop.

“Hay una sensación en los campos del entretenimiento de que los videojuegos son vistos como los novatos de la universidades. Está la sensación de `Oh, algún día podrás apuntarte a nuestra liga´. En nuestra industria, hay demasiada gente fascinada con el mundo cinematográfico, y realizan sin pensar acuerdos con algún gran director sólo porque es uno de los grandes directores de cine”.

Levine confiesa que en su día tuvo la oportunidad de hacer un juego con un director de cine “con mucho talento”. “Mi sensación era… ¿por qué? ¿Por qué un diseñador de juegos querría hacer eso? ¿Qué sentido tiene contar con dos jefes creativos? ¿Y por qué querría que un director de pelis me ayudase a hacer un juego de la misma forma que él me hubiese dicho de ayudarle con sus films?”.

Levine concluye que los dos medios son “lenguajes completamente diferentes” y que puede afirmar que para Irrational Games “la historia no es más importante que la jugabilidad”.
irrational games logoguillermo del toro

Daniel Cáceres 07 | 10 | 2010