Un informe concluye que la continúa exposición de violencia en los medios de comunicación, incluidos los videojuegos, inhibe reacciones emocionales hacia situaciones de esta índole en adolescentes. “Esto indica que los adolescentes normales sentirán menos emociones a lo largo del tiempo si son expuestos a videos similares”, apunta el líder de la investigación, el doctor Jordan Grafman (vía GameSpot).

Las conclusiones del texto, confeccionado por el Instituto Nacional de Salud de Estados Unidos, prosiguen explicando que “dicha agresividad en los medios activa una red de emoción-atención que tiene la capacidad de despuntar respuestas emocionales a través de la atención reducida con visionados repetitivos de contenidos agresivos en los medios, que puede restringir el enlace de las consecuencias de la agresión con una respuesta emocional, y por lo tanto promover potencialmente la actitud y el comportamiento agresivo”.

Según los resultados del trabajo, los videojuegos violentos podrían ser un peligro exponencial para los adolescentes porque les enseñaría sucintamente que la violencia es el pan de cada día. Ahora bien, en teoría este tipo de juegos están restringidos a mayores de edad, así que, si realmente todo esto tuviera una base más sólida, nadie debería salir perjudicado.

Daniel Cáceres 21 | 10 | 2010