Intel quiere entrar en el mercado de los teléfonos móviles de última generación o smartphones, por eso no lo ha pensado dos veces y ha decidido tirar la casa por la ventana para situarse en un lugar de verdadero privilegio, haciendo una alianza con la empresa Nokia.

Si bien los productos seguirán llevando el nombre de Nokia, se va a incorporar en los smartphones el procesador Atom, y siendo este un procesador utilizado en netbooks, ya podemos imaginarnos el nivel que tendrán estos terminales.

Así pues, el salto tecnológico que dará Intel es importante, y es solo para buscar estar a la par o situarse entre los principales del mercado.

En 2010 llegarán todos los frutos de este acuerdo entre Nokia e Intel que, sin duda, promete dar muchísimos ingresos a ambas compañías combinando la eficiencia tecnológica de una y el nombre y prestigio de la otra.

En Intel, Hiram Monroy, directivo de la división de México, declaró que llevan trabajando este acuerdo con Nokia desde el año pasado y que en 2010 se verían los frutos de esta unión. Seguiremos atentos a los avances de esta alianza.

intelsmartphones nokia

María Sánchez Montes 27 | 01 | 2010