Instalar Gran Turismo 5 se ha convertido en un proceso conflictivo desde que se descubrió que el usuario tendría que esperar más o menos una hora hasta que se instalasen todos los datos del juego en su PS3. Ahora bien, ¿cuál es la duración real de la la instalación completa? ¿Qué ventajas y desventajas tienen dicha opción y la fragmentada? Semejante amalgama de dudas requería un análisis riguroso, así que los chicos de Digital Foundry (Eurogamer.net) se han puesto las pilas para desvelar las incógnitas.

La instalación completa de Gran Turismo 5 dura aproximadamente 42 minutos (la duración puede variar dependiendo del modelo de la consola), batiendo records en este aspecto. Es más: Polyphony le da tanta importancia al proceso que incluso tiene su propio sub-menú en el que el usuario puede comprobar el espacio que consume el juego o las opciones que tiene a su disposición si los archivos se corrompen.

Pero lo más extraño es que no existe una instalación “completa”; aunque el usuario haya esperado tres cuartos de hora para poder jugar, el título sigue instalando datos cada vez que se accede a nuevo contenido. Al igual que el equipo de DF, no entendemos por qué la desarrolladora no decidió añadir una tercera opción para instalar del tirón absolutamente todos los datos de GT5, ahorrando futuros tiempos de espera.

Finalmente, DF recomienda no caer en la tentación de la instalación fragmentada, ya que los tiempos de espera son más largos de lo normal (hasta 80 segundos cada vez que se carga un contenido nuevo) y muy frecuentes. Sí, ya sabemos que esperar 40 minutos (y no olvidemos la instalación del parche) es demasiado, sobre todo si lleváis tanto tiempo deseando catar Gran Turismo 5, pero merece la pena. ¡Leed el manual de mientras!

Como conclusión, el análisis entiende que la enorme cantidad de contenido de GT5 ha obligado a Polyphony a añadir una instalación titánica, pero la desarrolladora podría haber pulido mejor este proceso: un entretenimiento mientras esperamos (una carrera básica o un tutorial interactivo, por ejemplo), una instalación absoluta

Daniel Cáceres 25 | 11 | 2010