Spec Ops: The Line se prepara para su inminente lanzamiento y nosotros hemos podido disfrutar de una avanzada versión del juego para comprobar si su campaña está a la altura de las expectativas. Dentro del competido terreno de los shooters de acción, demasiado concurrido, frenético y saturado con las mismas ideas y mecánicas jugables, resulta demasiado arriesgado salirse de los cánones establecidos.

Yager Development lo tiene muy claro y, tal vez por eso, Spec Ops: The Line se asienta en las bases que han propiciado el éxito de los juegos de acción en tercera persona con coberturas, acicalando el conjunto con determinados detalles y decisiones argumentales sorprendentes que dotan al título de un carácter definido.

EL INFIERNO ES DUBAI

El argumento de Spec Ops: The Line es muy sencillo… al principio. El jugador toma el rol del capitán del escuadrón Delta, que responde al nombre de Martin Walker. Dubai ha sido sepultada por una tormenta de arena de dimensiones bíblicas, y los supervivientes se encuentran en un territorio sin ley, abandonado por los principales gobiernos mundiales y atestados de conflictos bélicos de diferentes escalas.

Con el objetivo de apaciguar esta situación, John Conrad y sus hombres son enviados a este territorio. Desafortunadamente, cuando llegan a Dubái la situación es mucho más grotesca de lo que podían imaginar, por lo que no tardan en perder el control de la misma y, además, la comunicación con la base general. Y es ahí donde el equipo Delta entra en juego: deben encontrar a Conrad y, de paso, averiguar que está ocurriendo exactamente en las arenosas ruinas de Dubái.

ACCIÓN DRAMÁTICA

spec ops the line pc

Cuando comenzamos la partida de Spec Ops: The Line, su frenético planteamiento se hace patente. Una espectacular batalla en helicóptero, mientras derribamos a nuestros enemigos disparando a través de los rascacielos de Dubái y asistimos al espectacular destrozo de edificios y grúas en medio de una tormenta de arena, sirve como prólogo del videojuego que nos ocupa.

A partir de ahí, seremos partícipes de un sinfín de situaciones de acción, donde también nuestras decisiones tendrán repercusión en el desarrollo del juego. Nosotros tomaremos el control de Walker, pero también podremos dar órdenes a nuestros dos compañeros (Adams y Lugo) para que nos ayuden en nuestro cometido. La jugabilidad resulta precisa, el sistema de coberturas es bastante eficiente y dinámico, las situaciones representan momentos variados y, además, la trama se integra de forma bastante lograda dentro de la experiencia jugable.

Uno de los elementos que más nos ha sorprendido del juego es la interacción con los entornos. Es cierto que no nos encontramos ante un mundo de posibilidades, pero existen detalles que nos han sorprendido gratamente. Por ejemplo, en medio de una batalla dentro de un rascacielos de Dubái, repleto de vidrieras modernistas y adornos arabescos fruto de lo ostentoso de este proyecto arquitectónico, podremos disparar a los cristales para que la tormenta de arena del exterior actúe sobre nuestros enemigos. Esto, unido a la combinación de amplios entornos exteriores con oscuras estancias cubiertas, hacen de la variedad uno de los puntos fuertes del juego tras este primer contacto.

TÉCNICAMENTE NOTABLE

spec ops the line ingame

Spec Ops: The Line no servirá como referencia de lo que pueden dar de si las consolas de la actual generación. Es obvio que a nivel gráfico queda por debajo de bestias como Uncharted 3 o Gears of War 3, pero está más cerca de Modern Warfare de lo que nos podíamos imaginar. Texturas más que correctas, buenos modelados tanto de escenarios como de personajes, efectos gráficos sorprendentes y animaciones fluidas.

A nivel sonoro, la música se integra bastante bien en el juego y, además, los temas originales se combinan con clásicos del rock y el pop para aportar frenetismo al título. El doblaje al castellano es correcto y los efectos sonoros representan de manera fidedigna el sonido de armas como las clásicas M4 o la AK-42.

Nuestras impresiones sobre el título han sido bastante buenas. Todavía no podemos juzgar si el videojuego de Yager, a nivel global, será un digno competidor de los shooters que existen actualmente en el mercado, pero nos ha dejado un gran sabor de boca. A falta de disfrutar del modo multijugador de Spec Ops: The Line y aprovechar todas sus cualidades cuando nos llegue la versión final, nos da la sensación de que estamos ante un juego que, además de engancharnos a las primeras de cambio, ofrecerá un buen planteamiento tanto a nivel dramático como jugable.

Sergio Melero 25 | 05 | 2012