Conocido en sus inicios como True Crime: Hong Kong y abandonado a su suerte por Activision, Square Enix aprovechó las circunstancias para hacerse con los resto de un cadáver que tenía bastante potencial. Así llegamos hasta Sleeping Dogs, un sandbox desarrollado por United Front Games que demuestra que existe vida más allá de la saga Grand Theft Auto.

La ciudad asiática se convierte en el eje central de una trama cargada de violencia y acción, como las mejores películas del maestro John Woo. Y es que Sleeping Dogs, además de un sandbox notable, es todo un homenaje al cine de artes marciales hecho en Asia, con todos sus ingredientes intactos. Aunque aún falta un mes para su lanzamiento, hemos tenido ocasión de ponernos a los mandos de una versión casi final del título.

BRUCE LEE ESTARÍA ORGULLOSO

La historia nos lleva hasta la ciudad de Hong Kong y nos mete en la piel de un policía encubierto en las peligrosas tríadas hongkonesas. En este tipo de historias donde todo es posible y nadie se libra de la sospecha, conviene no destacar más detalles de los necesarios, por lo que mantendremos la boca cerrada. Nuestro protagonista responde al nombre de Wei Shen y, a diferencia de otros protagonistas de sandbox, vive como un criminal no por el lujo, el dinero o la necesidad, lo hace por obligación y por trabajo.

Uno de los aspectos que primero llama la atención de Sleeping Dogs es que la propuesta se aleja mucho de los sandbox más conocidos gracias a su ambientación. Y es que el título nos mete de lleno en la vida azorosa y húmeda de Hong Kong, demostrando que existen lugares en el mundo perfectos para protagonizar juegos más allá de los EEUU. Ese toque asiático está presente en todos los detalles y nos ayuda mucho a vivir este homenaje al cine de acción, donde el sistema de combate cuerpo a cuerpo toma la palabra.

Y es que para rendir culto a las películas hongkonesas resultaba imprescindible crear una buena atmósfera, que los fans de este género pudieran identificar rápidamente. Para hacerlo todo aún más reconocible, el título está doblado por actores y actrices de gran fama en Asia, además de algunos nombres conocidos por el gran público, como Emma Stone o el gran Tom Wilkinson. Por desgracia, el título no vendrá doblado al español, aunque si contará con unos buenos subtítulos.

En la versión del título a la que hemos tenido acceso hemos visto algunos fallos menores sin importancia, que a buen seguro llegarán pulidos en la versión final del producto, que tiene su lanzamiento previsto para finales de agosto. No estamos ante una propuesta de apartado gráfico impresionante, pero todos los aspectos técnicos, al menos hasta donde hemos visto (hemos podido disfrutar de unas cinco horas de juego entre misiones secundarias, mini juegos, conducción libre…), ofrecerán un acabado notable.

A TORTAZO LIMPIO

Con todo, Sleeping Dogs bebe directamente, como todos los sandbox, de Grand Theft Auto. Esto es así y resulta absurdo no reconocerlo. Podremos utilizar el móvil para hacer llamadas y recibir mensajes, conducir vehículos por las calles de la ciudad (con el volante a la derecha, lo que resulta interesantísimo para los conductores que tenemos el volante a la izquierda y estamos acostumbrados a ello), realizar misiones secundarias (favores), disfrutar de mini juegos, cambiarnos de ropa y, en definitiva, ver algo a lo que estamos acostumbrados en el género.

La gran diferencia, lo que hace destacar a Sleeping Dogs, es su brutal sistema de combate. Aunque tendremos ocasión de utilizar armas, serán nuestros puños los principales defensores de la verdad. Como buen homenaje al cine de acción, podremos realizar combos espectaculares que acaben con los dientes de nuestro contrincante por los aires. Podremos, incluso, interactuar con elementos del escenario para utilizarlos contra los rivales y disfrutar de las grotescas consecuencias (caras machacadas por ventiladores, tipos electrocutados, partidos en dos con una radial…). La violencia está muy presente en Sleeping Dogs, aunque no debería sorprender a nadie si tenemos en cuenta que bebe del cine de acción más impactante que existe (con permiso del surcoreano).

sleeping dogs ingame

United Front Games comentó recientemente que gracias al sistema de combate se iban a diferenciar del resto de juegos similares y, hasta el momento, parece que lo han conseguido. Además de esto, tendremos a nuestra disposición un sistema de mejora de habilidades, lo que nos permitirá tener más fuerza o mayor potencia para lanzar a nuestros enemigos por los aires. Este sistema de mejoras nos ha parecido de lo más atractivo, aunque no hemos tenido ocasión de probarlo a fondo dada la duración de la demo. También podremos ganar prestigio ayudando a gente y, al finalizar cada misión, ganaremos puntos que podremos ir gastando en más mejoras.

Conducción, violencia y acción se dan la mano en el juego que está destinado a cubrir una parcela de mercado muy interesante: la del género sandbox. Si todo sale bien, algo que comprobaremos a finales de agosto, Sleeping Dogs podría terminar de cerrar el triángulo amoroso más interesante del ramo, junto a GTA y Saints Row. Ingredientes para ello tiene, ahora solo falta que el producto final mantenga el tipo durante toda la partida y que el público responda. Desde luego, pinta como uno de los lanzamientos más interesantes del verano.

Antonio López 13 | 07 | 2012