Durante años hemos vivido la transformación de multitud de licencias que se han ido tanto diversificando como reiniciando para adaptarse a los nuevos tiempos, en su afán de recuperar aquel éxito original. Cuando los videojuegos en 3D comenzaron a proliferar, el usuario buscaba empatía con el entorno para experimentar una mayor sensación de inmersión respecto a lo que se nos estaba ofreciendo en las generaciones de 8 y 16 bits. No era complicado provocar que el jugador saltara del sillón simplemente potenciando factores como la banda sonora o algún truco visual de estreno, pero inducir pánico, alegría, frustración o miedo no estaba al alcance de cualquier juego ni de cualquier estudio de desarrollo.

Burry Barton con Natalia Korda al rescato de Claire y Moira

Capcom dio con la tecla maestra con las primeras entregas de Resident Evil: gráficos de nueva generación, apuesta tridimensional, escenas de vídeo y lo que no era muy habitual en aquellos tiempos con la presencia de sangre y mucho miedo. Y es que los jugadores más veteranos podrán recordar las sensaciones que se nos podían despertar en nuestro periplo por la primera mansión de Resident Evil, con aquel Hunter que saltaba a través de los cristales o esos cuervos que nos sorprendían pasando por un pasillo que limitaba con un jardín. Tampoco se pueden olvidar las historias paralelas de Leon y Claire en la segunda entrega, y la inocencia de Sherry Birkin que logra sobrevivir, a plena tensión, durante cierta parte jugable de aquel programa. Estas sensaciones, ya olvidadas en las últimas entregas numeradas de la serie, han regresado, y parece que para quedarse, en la subserie Revelations.

 

Veteranía y juventud

Tras poner en liza el primer experimento en la portátil estereoscópica de Nintendo, y una posterior adaptación a sobremesa, Capcom ha madurado la idea y traza una segunda entrega intergeneracional que recoge el testigo de su antecesor y aquellos recuerdos de antaño para dar vida a una generación actual más centrada en programas envueltos en papel sorpresa.

La importancia para la compañía japonesa es mayúscula con Resident Evil Revelations 2, porque una vez más se nos ha invitado a disfrutar de un código, ya final, de un videojuego que lanzará su primer capítulo en sólo unas semanas. Recordarás que nuestro primer contacto con este segundo juego nos ponía a controlar a una madura Claire Redfield y a la novata Moira Burton, ambas desaparecidas en una especie de complejo penitenciario en una isla remota. Pues bien, la nueva prueba de juego nos sitúa en la otra rama argumental, con la llegada a esta isla de Barry Burton que va a en busca de su hija Moira, y con la presencia, sorpresiva o preparada, de Natalia Korda, la personalización de la clásica Sherry Birkin en estos nuevos tiempos. 

Sin ánimo de contar nuestro recorrido por este capítulo, sí que conviene señalar que mientras que Barry Burton cuenta con un control similar al visto con Claire Redfield (centrado a plena acción), con Natalia Korda se da un vuelco al registro. La inocente niña posee una especie de poder sobrenatural con el que podrá percibir a gran distancia la presencia de los enemigos, avisando con tiempo al bueno de Barry. Para ello debemos pulsar el botón L3 del DualShock (probamos la versión de PS4) para que la niña adopte una posición de defensa y nos avise de los peligros. Por otra parte también se destaca que pulsando el botón L2 la niña será capaz de encontrar puntos calientes en el escenario, en su afán de servir de ayuda a un Barry Burton que cuenta con amplias dotes de finalización.

Otra enorme diferencia respecto a la primera demostración es la presencia de los enemigos. Lejos de aquellos afligidos capaces de portar armas, correr y tirarse sin piedad a nuestro cuello, ahora nos hemos encontrado con los zombis clásicos, denominados por un caminar lento y una torpeza inaudita que, sin embargo, despiertan ese miedo inherente a unos seres ciertamente dañinos si logran alcanzarnos. Estas segundas impresiones han sido cortas, apenas de 30 minutos, pero proyectan cierta luz sobre la posible diferencia jugable que podremos ver en ambas ramas de la historia en un guiño al clásico Resident Evil 2.

 

¡Que no falte la acción!

Pero no todo es terror en la serie Resident Evil. Las últimas entregas de la serie se han posicionado como un homenaje de mal gusto a aquellas películas de acción de Hollywood vacías de contenido pero gratificantes de reparto. Hemos experimentado como personajes clásicos han protagonizado últimas entregas enfocadas a plena acción, consiguiendo su parte del pastel dentro del amplio abanico de público que engrosa nuestro sector actual. Por ello, y como lo que prima son las ventas, desde Capcom no han querido olvidarse de aquellos usuarios hambrientos de acción ofreciéndoles el que es considerado el modo Asalto más completo hasta la fecha, y que podemos encontrar en Resident Evil Revelations 2.

Natalia Korda y Barry Burton en Resident Evil Revelations 2

Cada capítulo que adquiramos de Revelations 2 incluirá su pertinente contenido del modo Asalto, un estadio jugable que como bien sabrás nos invita a superar niveles con el único afán de dar fin a cualquier enemigo que se precie, consiguiendo puntuaciones y mejorando nuestro equipo. En este sentido hemos probado el nuevo modo Asalto, bastante rápido en sí, que nos permite no sólo ir solos de cacería, sino también aliarnos con otro compañero tanto a pantalla partida como mediante online.

Antes de entrar en faena nos encontraremos en una especie de sala central a la que podremos acceder a otros menesteres como un tutorial, el banco de trabajo, evaluación de recogida de objetos, cambio de personajes, registro de voces, algunos desafíos, tienda en línea y tablas de clasificación. Todo bien pensado para cambiar de registro entre tanta historia en la campaña original, y para no dejar de lado a un público que ha alimentado a la compañía durante estos últimos años.

Barry Burton contra un zombi en Resident Evil Revelations 2

El primer capítulo se lanzará el 24 de febrero, hasta completar un último episodio para finales de marzo. Pero la distribuidora del juego en España, Koch Media, nos prepara grandes sorpresas para la edición física que podremos comprar a partir del 20 de marzo. Y es que esta completa edición, además de incluir estos cuatro capítulos iniciales con sus fases del modo Asalto, también traerá de serie el pack de mapas Throwback para el modo Asalto, algún que otro personaje más para dicho modo pero, lo más importante, se nos incluirán dos episodios adicionales encargados de lanzar mayor luz sobre las aún tempraneras historias de Natalia Korda y Moira Burton.

El regreso a aquellas sensaciones de terror claustrofóbico está muy cerca de suceder, en una nueva entrega de la subserie Revelations que consiguió contentar por igual a gran parte del público actual de la licencia, y que va a intentar recuperar aquellos tiempos memorables que permanecen bien guardados en nuestros recuerdos y que pocos juegos han conseguido igualar. Siempre hay tiempo de regresar a lo que fuimos, pero viviendo en el presente.

David Hernández 27 | 01 | 2015